La hija de Safety Check viene de llegar quinta en el Fernández Guerrico (G2) sobre una milla, y tendrá varias bravas rivales

Breve y flojísimo será el programa de esta tarde en el Hipódromo de San Isidro, con mayoría de carreras dentro del plano de la categoría alternativa y la base del Handicap Ipe, que sobre 1400 metros medirá en la arena yeguas de 4 años y más edad.

Son 10 las confirmadas y la preferencia recae en Rezongar (Safety Check), encargada de cargar uno de los pesos máximos de 57 kilos  que regresará a una categoría en la que ya sabe de festejos después de una aceptable actuación en el Clásico Ricardo, Ezequiel y Ezequiel M. Fernández Guerrico (G2), cuando terminó quinta a 8 1/2 cuerpos de East of Eden (Il Campione).

Esta vez con Luciano Recuero en sus riendas, la defensora de la caballeriza La Luisa Mitre buscará sacar partido de su potente atropellada, aguardando por un desarrollo veloz y que tranquilamente puede darse.

En su camino se cruza la recuperada Super Zan (Super Saver, 55 1/2), de la que siempre se esperó mucho y que acaba de dar espectáculo sobre esta misma pista y distancia, aunque pesada, ganándole por 7 cuerpos a War Princess (War Command) en buenísimos 1m22s68/100.

Otra que bien puede terciar y conseguir ese triunfo diferente que por puntos ya merece es Che Mamita (Safety Check, 55), en los comienzos de su campaña sumando victorias corriendo lejos y ahora moviéndose mucho más cerca de los líderes. Trae una interesante serie de arrimes a cuestas y que tiene como última referencia su tercero a 1 1/2 cuerpo de Escobilla (Il Campione) en el Especial Haras Santa María de Araras del Bosqe, donde Linda Gloss (In the Dark, 57) terminó segunda medio cuerpo por delante. Esta volverá a estar ahora en el camino de la alazana y es otra de las que bien puede aparecer al tope del marcador sin ser ningún tipo de sorpresa.

Joy Rose (Fortify, 53) es capaz de todo cuando está de buenas; Rye Beauty (Catcher In the Rye, 55 1/2) viene de ser segunda de Candy and Giant (Giant’s Pleasure) en el Clásico Jamelao (L); y Cuchcabal (J be K, 57) sabe de memoria qué hacer ante este tipo de rivales, con buena experiencia sureña.