El hijo de Todo Un Amiguito aprovechó al máximo su bajo peso para llegar a su mejor éxito

Caballo que siempre mostró aptitudes interesantes, pero al que siempre le costó tener regularidad, Río Amigo accedió el sábado último sobre el césped pesado del Hipódromo de San Isidro a su primer triunfo importante. Fue ya a la nochecita, cuando la lluvia había mojado grande la cancha principal del norte, haciéndose fuerte con apenas 52 1/2 kilos en su silla para quedarse con el Handicap Phoenix (1000 m), que completó el doblete jerárquico del día.

Con Francisco Leandro “up”, el hijo del generoso Todo Un Amiguito y la recordada velocista The New Yorker (Lode) siguió de cerca el andar del puntero Open Sports (Qué Vida Buena, 54), lo superó por los150 metros y se separó con solvencia hasta estirarle 3 cuerpos de ventaja en 58s84/100. A 1 largo, cargando por dentro, Valiente Joy (Fortify), completó el podio. Princesa Lake (Anjiz Lake, 57), la favorita, volvió a bajar su nivel para terminar apenas quinta, cansándose en el ceirre tras animar el desarrollo.

Al cuidado de Armando Glades, Río Amigo se llevó el triunfo todo para Córdoba, pues fue criado por el Haras Costa del Río, de la familia Frizzo, y representa a la caballeriza Poca Soda, de aquella provincia. Ahora son 3 los triunfos para el zaino que debutó en el Estrellas Sprint (G3) post pandemia y que parece tener decidido crecer fuerte entre los velocistas en 2022.