El hijo de Remote estiró la racha clásica del Stud La Frontera en el martes platense

LA PLATA.- El Stud La Frontera sigue ganando clásicos. Por tercera vez en menos de dos semanas los colores de Francisco Fraguas terminaron adelante en una carrera importante. Como Ideocrática (Remote) en el Clásico Marcos Levalle (G2), y como Great Escape (Equal Stripes) en el Gran Premio Nacional, ahora fue el turno de Río Mágico, que tuvo otro fructífero viaje hasta la ciudad de las diagonales para conquistar este martes el Clásico José M. Boquín (L-1200 m, arena normal).

Previo ganador de dos condicionales, el hijo de Remote y Bonjoy (King’s Best) fue implacable en una carrera en la que tres de los participantes se quedaron sin oportunidades durante el desarrollo, pues Encant City (Cityscape) largó muy retrasado y tanto Storm Chaser (Sebi Halo) cuanto Jugador de Cartas (Angiolo) echaron sangre.

Así, todo se redujo a un mano a mano entre Río Mágico y Aymaraes (Angiolo), el único que fue capaz de seguirle el ritmo aunque sea por un rato. Los dos potrillos corrieron a la par bajo parciales de 24s30/100 y 46s55/100 para los primeros 400 y 800 metros, respectivamente, pero ya al ingresar en la recta final Río Mágico empezó a distanciarse hasta sacarle en el disco 4 cómodos cuerpos a su valiente adversario, estableciendo una valiosísima marca de 1m10s95/100. A otros 7 cuerpos, Blessed Dream (Unbriled’s Dream) completó la trifecta, con el resto cruzando como pudo.

Cría del propio Francisco Fraguas y con el respaldo de la misma dupla que ganó el Nacional, Jorge Mayansky Neer y Juan C. Villagra, Río Mágico se hizo ganador clásico, lleva 3 triunfos en 4 salidas y se postula como un velocista para tener muy en cuenta de aquí en adelante.