Vuelve de La Plata como ganador de 5 y gradual, estrenando piso en el Clásico Japón (L-1400 m, césped) ante Guest Rimout, Very Truly, Expressive Smart y Rules Out

Fraile al solcito en Palermo, con esta ecuación pandémica que por las restricciones horarias impuso la vieja usanza de correr desde el mediodía, incluso a veces un poco antes, en una suerte de “turf antes de las torres de luz”, que incluso en el Norte todavía sin público habrá que ver si se vuelve a alterar, ante la obviedad que eso implica menos trabajadores, menos gastos y hasta menos mantenimiento… En Palermo por suerte se puede entrar a ver turf y las 13 carreras de esta tarde tendrán como duelo principal al Clásico Japón (L-1400 m, césped), otrora duelo arenero para yeguas de 3 años y más edad, luego devenido a todo caballo y hace unos años ya para adultos en el pasto, que en su edición 2021 tuvo tibia respuesta en “sala de anotaciones”, aunque merece aplauso esa interesante suma de 535.000 pesos que Palermo le puso como punto de atracción, aunque hayan llegado pocos comensales a la mesa. No hay que perder de vista que el tobogán del turf actual llegó a correr este jueves en San Isidro con ganadores duales de 5 años por 65 mil pesos…

Bien, aplaudido entonces ese “medio palo” del centro a su choque de sol naciente a peso por edad, miremos la lista y veremos que tres ejemplares vareados justamente en Libertador juegan de bravos, con el “juvenil” Rio Magico (Remote) intentando demostrar que sus impactos graduales en La Plata son algo más que “cuadros” en esas paredes plagadas de triunfos de La Frontera y del stud de Jorge Mayansky Neer. 

Curiosamente, pese a ser ganador de 5, nunca pisó una gatera jerárquica en Palermo el pingo de Francisco Fraguas, al que luego de salir de perdedor su trainer le diagramó perfecta campaña en el sur, al punto que menos de un año después puede mostrar otras cuatro victorias, dos graduales. Se llama “saber anotar”, arte casi tan importante como “saber cuidar”, materias que el inefable “Ruso” domina.

El tema es que el zaino de La Frontera va por primera vez al pasto y ese piso céntrico tiene lo suyo y veremos como se adapta entonces a superficie y rivales. En el training cómodo y bien, ajustado luego de haber reprisado en el Bosque de un semestre, corajeando para ganar una carrera que aunque era de Grupo 2, en el papel lucía más accesible que lo que fue. Tuvo que trajinar Francisco Leandro para que el zaino supere a su hermano y compañero de sedas Vetrato (Remote), este del escuadrón San Millán, hubo pescuezo en el disco y el reloj quedó por arriba de 1m12s, de manera que vamos a considerarla como “la reprise” y esperar que este viernes el zaino levante el ánimo…

Sucede que estarán esperándolo con cuchillo y tenedor desde el “Team Pelle” con Guest Rimout (Remote), parejito y sin grandes luces, pero”pastero pastero”… A veces no tiene caja de sexta el defensor de Los Melli, pero escarba sin desmayos y recupera a Chupino en las riendas, no por nada el piloto de sus dos últimos triunfos, en ese 2019 que mirado con pandemia parece casi del siglo pasado… Justamente con Noriega apiló el Clásico Candy Ride (L-1400 m, césped), un calco del duelo de hoy en el Norte, y luego de su regreso en septiembre ya con William los resultados no fueron los esperados, así que el rubio trainer “mueve el banco”, sube Juan y veremos si el zaino se alegra diciendo “ahhh, mirá vos, volvió el hincha de Boca…”.

El gradual y ya 7 años Expressive Smart (Expressive Halo) viene de las cortas bravas, sin desentonar, el matrimono Suárez/Alvarez lo estira a los 1400 metros, pero conoce de memoria esa distancia y también el pasto local, donde llegó a ganar en la milla y con 61 kilos. Pese al DNI, su clase lo convierte en rival de sumo riesgo, y si hablamos de pasto, Enrique Martín Ferro estará representado por Very Truly (Lizard Island), listo a atropellar al calor guaraní por la verja cuando lleguen a los 400. Con Ortega el mes pasado ganó handicap millero en San Isidro, luego el 9 de Julio (G2) le quedó un poco grande, pero no nos olvidamos que en marzo ganó en los 1400 de Libertador una condicional en 1m21 y monedas, incluso dominando temprano con el chiquito Bonasola. 

La línea “del estribo”, como diría el señor Heredia, para el pampeano Rules Out (Roman Ruler), devuelto hace poco por Darío Periga, y “rebotando” en el Norte contra Endler (Cma de Triomphe) cuando quiso impresionar al de Romero con el estado que tenía (realmente un cuadro). La de hoy es más dura, pero tampoco es un “internacional de la milla”…