Roberto Bullrich: con dos cartas soñadas en la Copa de Plata

298

El entrenador más ganador de la década en el “Pellegrini de las Yeguas” presenta a Sweet Mana y Joy Nidera

A Roberto Bullrich le gustan las redes sociales. Las usa para dar a conocer su forma de pensar, sus inclinaciones políticas, compartir grandes momentos y de los otros y, también, para hacer un poco de catársis. Al fin, Tweeter y Facebook tienen algo de “psicólogo”  “Un cuidador feliz, es mal cuidador”, “colgó” en uno de sus posteos más recientes, en una frase que tiene mucho de razón; la suya, la de preparador de caballos sangre pura de carrera, no es de las profesiones más sencillas.

Si no hay problemas en el stud, malas noticias, llamados inesperados de los veterinarios, no hay acción. Y, no por nada, se dice que los buenos caballos siempre tienen algo. Sin embargo, de cara a lo que será este sábado su doble participación en el Gran Premio Copa de Plata (G1), en el Hipódromo de San Isidro, todo parece marchar por ahora sobre ruedas, lejos del “happy trainer, bad trainer”.

“Coco”, como le dicen casi todos, ya ganó dos veces la Copa de Plata, con La Laguna Azul (Orpen) en 2011 y con Sobradora Inc (Include) en 2015, lo que lo transforma en el más ganador de la década. ¿Hará realidad eso de que no hay dos sin tres?

Bullrich tendrá dos cartas bien fuertes con Sweet Mana (Easing Along) y Joy Nidera (Fortify), quizás la mejor yegua adulta del momento en la grama y una de las potrancas más destacadas, respectivamente. Sólo, tendiéndose, como es su costumbre, cuenta: “El sorteo no fue del todo lo que esperábamos, porque largamos bastante afuera con las dos y los jockeys me habían pedido que fuéramos más adentro; Hay tiempo para acomodarse, eso también es cierto. Estoy muy esperanzado, porque estoy representado muy fuerte. A Sweet Mana la veo mejor que nunca; trabajó bárbaro, está lindísima y comiendo espectacular. La siento muy adaptada a la distancia, a la pista y a la lucha. Ya sabe de qué se trata poner todo y ganar un clásico, además, con Fabricio -Barroso, el jockey- hacen una combinación muy fuerte. La conoce de memoria y conoce lo que tiene que hacer con ella, que es, básicamente, esperar y tratar de correr fuerte los últimos metros”.

Sobre el desarrollo que le espera a la representante de San Maluc, dice “Coco”: “Me imagino un desarrollo muy parecido a lo de sus últimas carreras, viniendo en la mitad del lote y tratándose de acercarse ahí por los 800. Realmente le tengo muchísima fe”.

Llega el momento de referirse a Joy Nidera, y también es amplio en sus conceptos: “También anda bárbaro, segura en el tiro. Creo que perdió un Acebal que podría haber ganado tranquilamente. Ese día el desarrollo fue muy favorable, pero Fabricio se encontró con la carrera algo rápido y después Ortega tuvo un poco de suerte con Mirta, porque zafa de un lugar bravo muy rápido y eso hace que nos gane. Los dueños se quedan a correr la Copa de Plata porque a ellos les parece que tienen chance de hacerla G1, como me parece a mí. Se parece mucho a la Copa de Plata que corrí con Sobradora Inc, con la diferencia de que ella era invicta y sí había ganado el Acebal. Pero ese año la representación de las yeguas era muy fuerte, como ahora, y mi duda era si le daba para ganarle a las mayores. Les ganamos, finalmente. Me parece que Joy Nidera, salvando las distancias, es una potranca de mucha categoría, tiene condiciones y ya corrió muy bien 2000 metros en el pasto, así que lo veo a un desafío parecido al que yo tenía con Sobradora Inc y que tiene que ver con ganarle a las adultas, y a Mirta, claro, que es bravísima”.

El sábado llegará con mucha ilusión para Roberto Bullrich, que de la mano de Sweet Mana y Joy Nidera intentará “provocar” una pequeña modificación en el dicho que alguna vez le contaron: “Happy trainer, good trainer”. Seguro le va a sonar mucho mejor…

Diego H. Mitagstein