Roberto Pellegatta, el hombre que no se cansa de ganar Estrellas

1071

Con Dandy del Barrio sumó su sexto triunfo en el Classic; opiniones y sentir del exitoso preparador

Roberto Pellegatta sonríe y dice: “Me caen bien las Carreras de las Estrellas, gane un montón desde que se inauguró la serie, más de 30…”. Otra vez, como casi siempre, el entrenador volvió a brillar en el firmamento del evento que cada mitad de temporada organiza la Fundación Equina Argentina. Esta vez la alegría para el preparador llegó en el Gran Premio Estrellas Classic (G1-2000 m), la prueba más importante de la serie, con mano de Dandy del Barrio (Violence), luego de un duelo con Emotion Orpen (Orpen) y Alampur (Catcher in the Rye) que hizo vibrar a los muchísimos espectadores que desafiaron el mal clima y llenaron las tribunas porteñas.

Siempre es interesante conocer como los más destacados profesionales nuestros analizan este tipo de festejos importantes. Roberto cuenta: Me había gustadodespués que le ganó a Accionador (E Dubai) en una condicional sobre 1800 metros, corriendo adelante. Pero después, en el República Argentina (G1-2000 m), no lo dejaron hacer la punta y fracasó. Revisamos todo lo que hicimos y lo que pasó y hablé con los propietarios. Se decidió anotarlo en el Classic pero con la intención de hacer la punta sí o sí. Y así fue.

“A esta carrera llegó muy bien entrenado. Es un caballo muy sano y después Juan-Noriega, claro, su jockey- tuvo la habilidad de poder manejar con bastante tranquilidad los tiempos de la carrera; ahí es donde Dandy Del Barrio se agranda. Arriba vinieron a ganarle, lo pasaron, pero guapeó y volvió cuando parecía que iba a ser tercero”.

El hombre de Palermo estuvo a punto de anotarse otro triunfo en la serie con Evincing (Equal Stripes) en el Gran Premio Estrellas Juvenile Fillies (G1-1600 m), pero un hocico en contra se lo impidió.

“Es buena la potranca, pero es mañosa y busca siempre irse contra la baranda; eso no es bueno. En el final si Juan le puede pegar un palo de derecha, me parece que le gana, pero era arriesgar mucho conociendo la mala costumbre que tiene. Si pega contra la baranda se podría haber quebrado una pierna. Ya probamos con muchas cosas pero no dio resultado, es incorregible, pero vamos a insistir, la próxima parada para ella puede ser el Gran Premio Polla de Potrancas (G1-1600 m), en septiembre. Joy Epífora (Fortify) ya me había ganado bien en el Atucha (G1-1500 m) y ahora lo volvió a hacer. En ambas me dio muchas ventajas, es muy buena esa potranca”, reconoce el profesional.

Se le pregunta sobre el futuro y el hombre no se anda con vueltas: “Este invierno me está tratando mal, lo estoy sufriendo mucho, y si bien los tengo a Miguel -Súarez- y a Juan Saldivia que me ayudan mucho, estoy pensando en achicar la cantidad de caballos. Ya entregué unos cuantos, porque ya estoy grande para tener una caballada tan numerosa. El trabajo es grande y, además, los tiempos están difíciles para nuestra actividad: es momento de ir de más a menos”.

Roberto Pellegatta no para de ganar Estrellas, ratificando esa vigencia envidiable y que lo muestra en la cresta de la hora desde hace más de 25 años.

Simón Mitagstein