La edición inaugural del homenaje al formidable preprador tiene a La Clota (foto) como candidata, aunque con desafiantes durísimas

Pocos homenajes pueden resultar más merecidos que el que, a partir de ahora, tendrá Roberto Pellegatta cada temporada en el Hipódromo Argentino de Palermo. Este viernes se correrá la versión inaugural del clásico que lleva su nombre, el de uno de los mejores preparadores de todos los tiempos aquí; el hombre que sigue marcando el ritmo, que desafía a los años con su talento, que sueña con seguir ganando Nacionales…

Será sobre 1200 metros y en el césped la historia, entre yeguas desde los 3 años y bajo escala de peso por edad, seguramente, con el rubio entregando los trofeos para los ganadores, allí en la pista de sus mayores hazañas.

Dentor de una linda carrera, La Clota buscará extender en el césped su buen momento, tras ganar los handicaps Borobetá y Rafale. Será la segunda presentación de la hija de Claro Oscuro sobre esa superficie, con el antecedente de un cuarto en el Clásico Santiago Lawrie (G3), en mayo de 2023, que aquí tendrá pelea asegurada adelante ante la presencia de Vida Amorosa (Safety Check), fresca escolta de Candy and Giant (Giant’s Pleasure) en el Handicap Carapálida, y de Keira (Lenovo), escolta de Sibenik (Full Mast) en el Clásico Francia (L).

Si el ritmo es tan rápido como se aguarda, crecerán las posibilidades de las atropelladoras, con la potranca Kalavana (Safety Check) a la cabeza de ese grupo, luego de ganar 3 de las últimas 4 que corrió en San Isidro, en una seguidilla que sólo se cortó cuando escoltó a Es Confiable (Cosmic Trigger) en el Clásico Remigio González Moreno, ante los machos.

Kuiper (Interaction) acaba de sumar un nuevo lauro y se atreve en un nivel más difícil con ganas de sorprender, con Durmia (Cityscape), Keep In Touch (Hurricane Cat) y Early Life (Suggestive Boy) terminando de darle forma a un lote interesante.