El caballo de Firmamento, que tuvo su campaña interrumpida por un par de problemas físicos, se impuso por 1 1/2 cuerpo a Super Number, sobre el césped de San Isidro

La salud nunca fue un aliado para Roberts Hit, el caballo que pagó la paciencia y el trabajo de todo el equipo de Firmamento con un muy festejado triunfo en el Clásico Macon (L-1800 m, césped normal), la carrera más importante del miércoles en el Hipódromo de San Isidro y donde el gran favorito Natan (Señor Candy, 60 1/2) reprisó con un tímido cuarto lugar.

Desde temprano el hijo de Hit It a Bomb generó expectativas, pero justo cuando corrió fenómeno escoltando a Kodiak Boy (Treasure Beach) en el Clásico Ensayo (G3) de 2021, se lesionó el tendón de su mano derecha para salir de circulación por varios meses.

Volvió y cuando empezaba a ponerse a tono, en coincidencia con su tercera victoria, volvió a sufrir un inconveniente físico que lo alejó hasta ahora de las canchas, volviendo renovado, fresco y con ganas de descontar todo el tiempo perdido entre algodones.

Con Martín Valle en sus riendas, y portando intermedios 55 kilos, Roberts Hit  vino a prudencial distancia del puntero Super Number (Super Saver, 57 1/2), que era seguido de cerca por Endozing (Endorsement, 55 1/2), y sólo en la recta atropelló por el centro de la pista para dominar a unos 250 metros del disco y distanciarse. El disco lo encontró con 1 1/2 cuerpo de ventaja sobre Super Number, de buena carrera, mientras Remotico (Remote, 56) se colgaba del último lugar del podio a otros 3 largos, todo tras 1m50s26/100.

¿Y Natan? Pues bien, el ganador del último Gran Premio Jockey Club (G1), uno de los mejores potrillos de 2022, fue una sombra, amagando un poquito en los albores de la recta pero perdiendo fuerza en la última parte del derecho hasta terminar cuarto a 6 largos del vencedor. Libre de la inactividad, seguramente pronto se vuelva a ver al Natan furioso, luchador y de clase que se conoce.

Roberts Hit, que es preparado por Carlos D. Etchechoury, tiene el pedigree de Cara y Linda (Parade Marshal), yegua madre espectacular con el sello de El Candil y que en Firmamento produjo a la campeona Miss Taylor (Numerous) y al G1 Mr. Redford (Numerous).