Ganó el Clásico Lamadrid (L), dándole al cuidador y al jockey el primero de sus tres éxitos en la fecha

Esas buenas sensaciones que venía dejando Romanticón Key y que anticipaban un triunfo de los importantes se terminaron concretando este domingo sobre el césped del Hipódromo de San Isidro, con el hijo de Key Deputy consiguiendo un consistente triunfo en el Clásico Lamadrid (L-1000 m), prueba que completó el doblete jerárquico de la fecha.

Previo segundo de Huracán Estival (Hurricane Cat) en el Clásico Diamond Jubilee de Palermo, el defensor del stud Don Chiche arrancó lo que sería un triplete fantástico de la dupla conformada por el entrenador pampeano Darío Periga y el jockey cordobés Rodrigo Blanco, fabricando un “Triplo propio” con los posteriores lauros de Sarhuman (Sebi Halo) y Herald Sun (Orpen) que pagó 2382,50 para aquellos que apostaron por la “hazaña”.

Romanticón Key corrió siempre al son de la banda, casi a la par de Shenazar (Orpen) y detrás del puntero y favorito Claro Secreto (Claro Oscuro). Cuando por los 400 metros el líder agarró inesperadamente el tranco, aquellos quedaron luchando al frente con el colorado nacido en el Haras El Alfalfar dominando en el cierre por 1 cuerpo y deteniendo el cronómetro tras buenos 59s10/100.

Con 5 años recién cumplidos, y embarcado en una etapa superior, Romanticón Key se afirma entre los sprinters.