La hija de Forge ganó de punta a punta y con mucha facilidad el Clásico Arturo A. Bullrich (G3), en cancha pesada

LA PLATA.- Después de haberla visto este jueves en el Clásico Arturo A. Bullrich (G3-1200 m), sobre la pista de arena pesada local, se llega fácilmente a la conclusión de que ganarle a Rosas del Rosedal en la velocidad local no será para nada sencillo.

Tras un par de incursiones en San Isidro y Palermo, y un breve descanso, la hija del generoso Forge volvió al trazado donde el año último cimentó su fama para alcanzar una victoria impresionante, de lujo, para que su gente la mire en random todo el día ante semejante disfrute.

Tardó un poquito en entrar a las gateras, pero luego fue todo lo contrario, un rayo para largar por debajo de las puertas y sacar un par de cuerpos adelante. Se esperaba que la favorita La Clota (Claro Oscuro) fuera la otra gran protagonista al frente, pero no tuvo la mejor salida y quedó última, facilitándole la cuestión a la zaina a cargo de Juan D. Diestra.

Ante ese panorama, Martín La Palma manejó a gusto el desarrollo, encontrando una respuesta ideal en Rosas del Rosedal, que hizo todo con notable facilidad. Bajo sostenidos parciales de 23s79/100 y 47s23/100, llegó a la recta y nada cambió.

La La Land (Brz-Put It Back) y Sibenik (Full Mast), que la persiguieron desde el salto, nunca pudieron siquiera ponerla en aprietos y el tramo frente a las tribunas resultó un cánter para la defensora del Stud Casabianca y que se crió en el Haras Don Arcángel.

El disco la terminó encontrando con 5 cuerpos de diferencia sobre La La Land, que pudo mantener la posición de escolta con medio largo sobre La Clota. A otros 2 largos, y descontando un montón, Kalavana (Safety Check) recuperó parte de la imagen que venía de perder en el césped de Palermo, mientras que Sibenik fallaba inesperadamente cerrando la marcha lejos, todo tras una gran marca de 1m11s64/100.

Con apenas 3 años, Rosas del Rosedal ya suma 5 triunfos en 9 salidas -3 de ellos por encima del nivel condicional y 2 clásicos- y, a juzgar por lo visto este jueves, está más que claro que lo más importante de su lado está por venir, incluso, desafiando a los machos, de los que recibirá ventajas en los kilos prohibitivas ante tanta velocidad…