El crack brasileño quedó tercero a 4 1/4 cuerpos del sorprendente ganador en la Hollywood Gold Cup Stakes (G1), corrida este lunes en Santa Anita Park, Estados Unidos

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- En un lunes de súper acción en Santa Anita Park, el cuatro años There Goes Harvard dio una sorpresa grande al quedarse con la versión 2022 de la Hollywood Gold Cup Stakes (G1-2000 m, arena, US$ 400.000 en premios), una de las muchas pruebas que heredó este hipódromo cuando cerró Hollywood Park.

El turf sudamericano tenía elevadas expectativas sobre lo que allí sucediera, pues el campeón brasileño Royal Ship (Midshipman) aparecía como favorito para quedarse con la victoria, superada la reprise con un triunfo y en pos de tomarse revancha de lo que le pasó en la versión del año último, cuando cedió a la cabeza de Country Grammer (Tonalist), el vencedor este calendario de la Dubai World Cup (G1).

Sin embargo, el zaino preparado por Richard Mandella no logró responder a tanta confianza quedando tercero a 4 1/4 cuerpos del vencedor, que es un hijo del campeón Will Take Charge (Unbridled’s Song), que durante 2021 prestó servicio en la división uruguaya del Haras Phillipson.

Conducido por Mike Smith, Royal Ship alternó la tercera  cuarta colocación junto con There Goes Harvard durante buena parte del desarrollo, pero cuando en la recta llegó el momento de hacer fuerza, los caminos de ambos se separaron. El brasileño intentó pero no consiguió despegar, y el ganador, aún echándose hacia adentro y con Irad Ortíz Jr. haciendo lo imposible para no molestar, descontó y dio cuenta del valiente puntero Defunded (Dialed In) para vencerlo por 1 largo, con 3 1/4 hasta Royal Ship, todo tras 2m2s66/100.

Atendido por Michael W. McCarthy para el Cannon Thoroughbrdes LLC, There Goes Harvard llegaba a la Gold Cup con dos triunfos condicionales consecutivos, el último sobre una milla y en el césped, dato que obviamente lo retrasó en el totalizador hasta convertirlo en el cuarto menos jugado sobre los únicos 5 participantes.

Irad Ortíz Jr., que disfrutó de un doblete de G1 en su visita, pues también ganó el Shoemaker Mile Stakes (G1) con Count Again (Awesome Again) -que se comenta por separado en esta misma edición-, dejó sus impresiones sobre la carrera: “Disfruté muchísimo este día. Tuvimos un trámite ideal, aunque luché un poco con el caballo en el comienzo porque iban muy rápido, tratando de relajarlo. La clave fue que avanzó en el opuesto y llegó a la última curva y a la recta en una buena posición, porque cuando lo exigí respondió. Creí cada palabra que me dijo su entrenador cuando me dijo que el caballo estaba listo”.

There Goes Harvard tiene por madre a Soul Crusader, por el Derby Winner Fusaichi Pegasus, ganadora a los 3 años y hermana materna del campeón turco Hakeem (Harlan’s Holiday), de la ganadora clásica Let’s Go Cheyenne (Tiznow), del placé de G3 Southern Ridge (Southern Image) y de las generosas Heatherdoesntbluff (Old Trieste) y Gypsy Angel (Silver Train).

La primera produjo con Candy Ride al múltiple ganador de G3 Chocolate Ride, y también a Killer Graces (Congaree), vencedora en el Hollywood Starlet (G1) y luego vientre en Japón del G1 Killer Ability (Deep Impact). Gypsy Angel, en tanto, produjo a la doble titular jerárquca Mrs. Orb (Orb).

There Goes Harvard había sido segundo en el Ellis Park Derby (L), en Ellis Park, pero su triunfo en una carrera de la importancia de la Hollywood Gold Cup estaba en los planes de muy pocos…