Imperdible resulta el Equal Stripes, donde el zaino enfrenta a Torino Kiin Ha, Es de Temer, Hit Tifón y Vida Amorosa, entre otros

Con la lluvia como protagonista -según dicen, por varios días…- el turf volverá esta tarde al Hipódromo Argentino de Palermo, donde se desarrollará un programa breve y no tan malo, donde el Handicap Equal Stripes será la carrera central con promesa de gran espectáculo de por medio.

Tranquilamente podría tratarse de un clásico para la velocidad con codo el tributo para el padrillo jefe del Haras Abolengo, pues reunió nombres de mucha jerarquía. A la hora del reparto de kilos, Rudy Trigger (Cosmic Trigger) fue el destinatario del peso máximo de 61 kilos, buscando cortar una seguidilla de 4 derrotas consecutivas, tras haber terminado segundo en sus 3 más cercanas actuaciones.

El crédito del Stud Parque Patricios, que viene de ser vencido sorpresivamente por In a Flash (Endorsement) en el Handicap Alfonso Luis Salvati, le pedirá revancha a Torino Kiin Ha (Señor Candy, 59), que en diciembre le quitara el hat-trick en el Clásico Ciudad de La Plata (G2) sureño, furibunda atropellada de por medio.

Este fracasó luego en el Félix de Alzaga Unzué (G1) y, finalmente, hace 3 semanas quedó tercero a más de 6 cuerpos de Emmspacial Boy (Emmanuel) en el Clásico Ultrasonido, gestión que deberá mejorar si pretende volver a batir a Rudy Trigger, del que recibirá 2 kilos.

Después de quedarse con el Clásico Intendente Melchor Posse (L), sobre el césped local, Es de Temer (Il Campione, 57 1/2) fue una sombra ante el mencionado Emmspacial Boy y aquí tiene la obligación de recuperarse, pues ese día no mostró su verdadero nivel.

Con mil batallas encima, el sureño Hit Tifón (Hit It a Bomb, 57 1/2) quedó tercero 2 cuerpos por detrás de Rudy Trigger en la fila de In a Flash, una diferencia para nada concluyente y que buscará revertir esperando un ritmo rápido.

Y también estará la generosa Vida Amorosa (Safety Check, 55 1/2), nuevamente enfrentando a los machos y esperando poder marcar el ritmo con ciertas libertades y sin ser contenida, pues su fuerte está en salir ligero e intentar llegar con lo que le queda en el tanque. Si consigue serenarse, tranquilamente sorprende.