La hija de Strategic Prince tendrá 4 rivales en la tradicional milla; Calzonetti, otro retorno potente, pero en la recta del Aristophanes

Cuando todavía se escuchen los dichos y hechos de la notable jornada que se vivió este jueves en el Hipódromo de La Plata, con una nueva versión del Gran Premio Dardo Rocha (G1) y su mitin imperdible, será el Hipódromo Argentino de Palermo el que tomará la posta en materia de acción.

Será este viernes, fecha para la que se preparó un programa breve de 11 competencias y donde el tradicional Clásico Carlos Tomkinson (G2-1600 m, arena), para yeguas desde los 3 años, asumirá el rol protagónico, más allá de que luego llegará el turno para otro clásico, el Aristophanes (1000 m, arena).

Inactiva desde mediados de marzo, llegó el momento para la reprise de Sabina Princesa (Strategic Prince), que ganó en 5 de sus 6 actuaciones hasta el momento y tuvo su despedida cuando se llevó el Clásico Jamelao (L), superando a un lote que incluyó nombres graduales como los de Modern Chic (Grand Reward), Montesana Rye (Catcher In the Rye) y Framea (Cafrune).

Claro que son varios los meses sin ver acción y eso siempre es ventaja, más todavía cuando se enfrenta rivales de la categoría de Royal Vision (Pollard’s Vision), que arriba con dos segundos al hilo a este nuevo compromiso, escoltando primero a Glory Scape (Cityscape) en el Clásico The Japan Racing Association (L) y después a ideocrática (Remote) en el Especial Haras San Benito.

Por el 5 arrancará Gran Optima (Grand Reward), que acaba de reencontrarse con la victoria y que sigue trabajando para mostrar el nivel que a los 3 años la llevó a terminar segunda nada más y nada menos que en el Gran Premio Polla de Potrancas (G1), sobre la misma pista y distancia en que competirá ahora. Para ella será su tercera presentación en el Tomkinson, después de termiar quinta en 2018 y segunda hace doce meses.

La arrimadora Sonnet (Greenspring) y Gamble Rules (Roman Ruler), que saldrá a venta dentro de algunos días, terminan de darle forma al grupo y, si bien están un escalón por debajo de las anteriores, en nada pueden ser olvidadas.

Calzonetti, retorno de G1

Completando el doblete jerárquico del viernes en el Hipódromo Argentino de Palermo de disputará en el octavo turno el Clásico Aristophanes, sobre un kilómetro y en la arena, con el atractivo principal de la vuelta a la competencia del generoso Calzonetti.

El hijo de Zensational salió de escena tras fallar hace poco más de un año en el Gran Premio Maipú (G1), sobre esta misma pista y distancia, pero antes había hilvanado una seguidilla por demás importantes de actuaciones y que incluyó triunfos en el Clásico Estrellas Junior Sprint (G3) y en el Gran Premio Suipacha (G1), ante los mayores.

También segundo en el Clásico Cyllene, el tordillo del Stud El Clan Corrientes largará desde el 4 en el reducido grupo de 5 participantes y si todo corre por los carriles normales y su estado es tan óptimo como se cree, parece difícil sea derrotado.

Pero… Carreras son carreras y por eso alrededor del veterano Equal Blacks (Equal Stripes) hay fe grande en que podrá aprovechar la circunstancia del regreso del seguro favorito. Si bien se ha mostrado últimamente algo irregular, su campaña exhibe algunas gestiones interesantes, como cuando en febrero escoltó a Romanticón Key (Key Deputy) en el Handicap Jerry Honor.

Unity (Grand Reward) y las yeguas Kainita (Portal del Alto) y Tormentosa Slam (Fire Slam) terminan de darle forma a una nómina demasiado breve y que aumenta la preocupación sobre las dificultades que está teniendo el Hipódromo de Palermo en las últimas semanas para armar sus programas y que no sede, como se pensaba…