Ante rivales de excelentes antecedentes, el hijo de Safety Check se quedó con el Handicap Equal Stripes y sigue en alza

El estupendo momento de Safety Honour tuvo continuidad este miércoles en el Hipódromo de San Isidro, con el hijo del generoso Safety Check alcanzando su tercer triunfo consecutivo llevándose el Handicap Equal Stripes (1800 m, arena normal), la primera de las dos pruebas por encima del  nivel común que incluyó el programa.

Cargando exigentes 58 1/2 kilos y con Francisco Leandro en sus riendas, el zaino reservado del Haras Tradición salvó un desarrollo con sus bemoles para acelerar muy fuerte en el derecho y terminar derrotando por la cabeza al G1 Epityrum (Portal del Alto, 56 1/2), tras 1m49s70/100.

Largando desde el 1, nada fue fácil para el favorito, que vino al son de la banda por algunos segundos para después adoptar una posición algo más expectante, en línea con lo usual. Una vez en la recta, quedó encerrado por dentro el zaino, que sólo por los 350 metros logró zafar y encontrar la mitad de la cancha.

Lo enriendó el brasileño y Safety Honour arrancó con mucha potencia, dando la impresión de que iba a ganar por varios cuerpos. Sin embargo, entre que como siempre se amansó al dominar y que Epityrum le ofreció resistencia por dentro, el final fue más estrecho de lo que podía pensarse.

A 4 cuerpos, Don Taimado (Il Campione, 53) se quedó con el tercer lugar, con 1 1/2 más hasta He’s a Rockstar (Endorsement, 54 1/2), mientras Vespaciano (Daniel Boone, 60 1/2) se desinflaba por completo en el derecho para terminar último a 11 1/4 largos.

Gustavo Scarpello encontró el punto justo con Safety Honour, que ya lleva dos handicaps en fila y ahora parece listo para regresar al plano de los clásicos, ahora con mucho mayor plafond para intentar dar el salto que en las oportunidades en que lo intentó anteriormente…