La cabaña de Diane Perkins liquida la última parte de su stock en la Venta Mixta de Antonio Bullrich SA.; Christine Firmin Didot seguirá su camino con San Francisco Chico

Por Diego H. Mitagstein

San Francisco de Pilar, el Haras que por casi 60 años perteneció a Diane Lorraine Perkins, cerrará sus puertas definitivamente, vendiendo la última parte de su stock en el remate virtual que Antonio Bullrich SA. realizará a partir de mañana. Si bien nunca fue una cabaña que sobresaliera desde lo comercial, sí tuvo enorme peso en la historia del turf mundial, ya sea en nuestro país como en los Estados Unidos, donde durante muchos años tuvo su equivalente con el Wimborne Farm, en París, Kentucky, cerquita de Claiborne Farm.

Nacido en 1966, sobre la Ruta 6 bonaerense, y el campo mantuvo el nombre original, aunque con el agregado de “de Pilar. Por entonces, y ante el nuevo emprendimiento, Diane mandó traer varias yeguas desde Europa, donde su madre Diana tenía su propio haras. Fueron 8 ó 9 yeguas adquiridas por poco dinero en los Estados Unidos y Europa, y tendría su primer gran caballo con Angriff, un hijo de Irmak que compró a su buen amigo Hernán Ceriani Cernadas en el Haras La Quebrada. Con Julio Penna como preparador, el caballo ganó varios clásicos, entre ellos el Gran Premio Palermo (G1)… 

Hawaian Lad (Native Dancer), Master Bold (Bold Ruler) -junto con Ignacio Correas y Las Ortigas-, Dorileo (Aristophanes) serían padrillos allí en su etapa inicial, pero la bisagra para San Francisco de Pilar fue cuando Diane adquirió en Europa a un hijo de Brigadier Gerard llamado General, que terminaría dándole sus mayores alegrías y garantizando el paso a la eternidad de su cabaña.

General produjo bárbaro aquí, con muy reducidas producciones. Por ejemplo, su hija Abloom le dio al haras el Gran Premio Selección (G1) en 1987, cuando le ganó a otra yegua descomunal como Podeica (Petronisi) y después de haber sido tercera de esa misma rival y de la inolvidable Bayakoa (Consultant’s Bid) en el Gran Premio Polla de Potrancas (G1). Pero el mejor aporte del padrillo fue el crack Lord At War , Campeón Millero de 1983 aquí, temporada en la que se mantuvo invicto en 3 salidas, partiendo hacia los Estados Unidos tras ganar el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1). La calidad del alazán se ratificó en el norte, primero en las pistas, para luego brillar en la reproducción. Al cuidado de Charles Whittingham y con los colores de Perkins, Lord At War se impuso en el San Antonio Handicap (G2), en el Santa Anita Handicap (G1), en el Goodwood Handicap (G3), en el Native Diver Handicap (G3) y en el Citation Handicap (G1).

Retirado, ingresó como padrillo en Walmac Farm para 1986, pero en 1992 se mudó al Wimborne Farm, donde el 29 de marzo de 1998 debió ser sacrificado tras una operación fallida para reparar un tendón lesionado. El alazán produjo 47 ganadores clásicos 391 crías, y sus hijos encontraban su mejor rendimiento con el avance de la edad y en distancias de la milla para arriba.

John’s Call, Honor In War y La Gueriere fueron sus corredores más destacados, y esta última, “homebred” de los Perkins fue, además, una yegua madre influyente, pues produjo a la G1 Icon Project (Empire Maker), al G2 Lasting Approval (With Approval) -que luego fue exitoso padrillo aquí en San Francisco de Pilar- y a La Comete (Holy Bull), vientre del muy generoso Munnings (Speightstown). Lord At War es también el abuelo materno de Pioneerof the Nile (Empire Maker), que dio al triplecoronado American Pharoah. 

Christine Firmin Didot, hija de Diane, heredó la pasión y promete mantener la llama de San Francisco de Pilar viva desde su Haras San Francisco Chico, como para que la historia continúe…