Superó por 2 1/2 cuerpos a Doña Angélica y cortó una racha de 11 meses y medio sin triunfos; 1-2 para Angiolo y El Paraíso

Después de 11 meses y medio (casi 7 de ellos fuera de las pistas) la rendidora Anacarsis logró reencontrarse con la victoria. Fue este miércoles en el Hipódromo de San Isidro, donde la alazana del stud azuleño Juanse fue clara ganadora del Clásico Tristeza Cat (1200 m, arena), la carrera que fue reprogramada por las autoridades luego de anularse por ratificados escasos hace un par de semanas, y que también se había quedado en la temporada anterior.

Una de las velocistas jóvenes más destacadas en 2018, fue infalible cuando avanzó abierta en la recta, pasando de largo a la favorita Doña Angélica, que sintió el desgaste por luchar durante la primera parte con Idaira Chica (Hunky) y, un poquito también, la falta de experiencia en este nivel.

Francisco Arreguy (h.) estuvo astuto al mantener al margen, pero no lejos, de esa pelea a la yegua preparada por su padre (fue presentada por Juan M. Garialdi, figurín de figurines…), a la que arrimó en la parte media de la curva para dominar por los 250 metros.

Doña Angélica lucho y terminó redondeando una muy buena labor, llegando segunda a 3 1/2 cuerpos y completando el 1-2 del padrillo Angiolo y del Haras El Paraíso. A otros 3 cuerpos, y cargando desde lejos, Typical Female (Termi Nov) se colgó del último escalón del podio, a medio pescuezo. El tiempo empleado por la ganadora fue de 1m11s3/100, sobre una cancha a la que le está costando acomodarse.

Para Anacarsis, que marcha por los 4 años, fue la sexta victoria sobre 16 salidas, y la cuarta que consigue a nivel clásico, pues además de las dos versiones del Tristeza Cat que ya tiene en su cuenta también supo imponerse de potranca en el Raúl Lottero (L) y en el Asociación Cooperativa de Criadores de Caballos de SPC (L), ambos en La Plata, donde es entrenada.

También segunda en los 1400 metros del Clásico Luis Monteverde, Anacarsis tiene por madre a la múltiple placé de grupo Peperoncina (Editor’s Note), hermana materna del campeón El Moisés (Manipulator) -dueño de la Polla de Potrillos (G1) y del Nacional (G1) en 2014- y que también produjo a Angie (Angiolo), vencedora en el Clásico Melgarejo (L) y en el Handicap Cipayo, todo en una familia con desarrollo en los Estados Unidos y reimportada en su momento por el Haras Don Arcángel, pero con base en Trevisana (Aristophanes), la propia hermana del inolvidable crack Forli.