La hija de Anjiz Lake se enfrenta a los macho sobre 1200 metros luego de dos buenos éxitos en La Plata

Miércoles de turf en el Hipódromo de San Isidro y con una jornada de calidad mediana a baja. Uno de los grandes atractivos pasará por los 5.567.241 pesos que se pondrán en juego entre asegurados e incrementos, destacándose los 768.691 pesos que se agregarán al pozo de la cuaterna jackpot sin placé que tendrá la cuatrifecta de la segunda competencia.

El otro punto de interés lo acercará el Clásico Telescópico (1200 m, arena), “menudo” homenaje para el último ganador de la cuádruple corona nacional. Para todo caballo desde los 3 años con escala de peso con recargos y descargos, aparece a tiro de la velocísima Princesa Lake, mostrándose en su distancia favorita luego de alcanzar dos interesantes triunfos en La Plata, donde se quedó primero con el Especial AP Candy y luego con el Especial La Flautista.

Generosa para jugarse al frente desde temprano, la hija de Anjiz Lake tendrá como principal enemigo a Tamagochi (Manipulator), que baja a una categoría que lo beneficiará después de desandar con suerte diversa el plano clásico siendo, por ejemplo, segundo a la cabeza de Elogiado (Archipenko) en el Gran Premio Estrellas Sprint (G1) o tercero en el Clásico Diamond Jubilee.

En un momento óptimo también está Regalo del Cielo (Roman Ruler), que luego de sorprender en el Handicap Ultraje a Shamgar (Catcher In the Rye) se alzó ajustadamente con una prueba condicional. El propio Shamgar será otro de los animadores del Telescópico, buscando afianzar ese buen nivel que retomó de un tiempo a esta parte.

Ya un escaloncito más abajo aparece Afan Van (Van Nistelrooy), que viene de llegar a su tercera conquista y ahora asume un desafío más complicado, aunque está claro que deberá correr más fuerte de lo que lo viene haciendo.