Tras casi 200 días el circo del Jockey Club volverá a funcionar este viernes; se corren los clásicos Sibila (G2) y Ecuador (G2) 

El Hipódromo de San Isidro ya no se sentirá “solo”. Las carreras volverán allí este viernes, tras una interminable espera de casi 200 días. Estoicamente los propietarios aguantaron, todos los trabajadores del turf le pusieron el pecho y ahora ven la luz al final del túnel, dejando de lado la angustia y poniendo delante del carro la esperanza, al fin al cabo, una situación bien conocida en este negocio del turf donde todo es soñar…

Palermo había puesto en movimiento la rueda allá por principios de septiembre, La Plata se sumó este jueves y ahora será el turno del circo del Jockey Club de empezar a hacer su aporte, para que poco a poco el circuito máximo de la hípica nacional vaya tomando velocidad, esperando por un alza en los premios y que las nuevas modalidades de juego que están a la vuelta de la esquina permitan pensar en algo más que subsistir de la mejor manera posible. Crecer, la palabra tan buscada y tantas veces tan utópica, ahora puede pasar a tener un “uso común”; tener valor…

La vuelta será con 13 carreras , la mayoría sobre el césped, y la doble cuota jerárquica que aportarán los clásicos Sibila (G2-1600 m, césped) y Ecuador (G2-1600 m, césped), el primero para yeguas desde los 4 años y el restante para todo caballo desde los 4 años.

Serán las chicas las encargadas de romper el hielo a nivel gradual en el viernes del norte. En un grupo parejo, resultará interesante de ver la reprise de Miss Oásis, que vuelve al ruedo luego de casi 10 meses de pausa. La última vez que se la vio en acción fue en la Copa de Plata (G1) de diciembre, cuando quedó cuarta de la campeona Seas Alabada (Sebi Halo), aunque luego dio positivo en el control antidóping y fue distanciada del marcador.

Antes, la pupila de Ricardo Cardón y que es presentada por Carlos, su hijo, había ganado cuatro carreras consecutivas, entre las que se contaron el Handicap Miss Linda y esta misma prueba, por lo que ahora irá por el double-event. La racha se cortó en el Los Haras (G2), cuando la misma Seas Alabada la venció por 3 1/2 cuerpos.

Lista para hacerle sentir la inactividad está Royal Vision (Pollard’s Vision), que ya pudo retornar sobre el césped de Palermo y en gran forma, pues se quedó con el duro Handicap Dart Board, dando cuenta por el pescuezo de Glory Scape (Cityscape). Yegua de corte clásico, lució renovada y encuentra una excelente oportunidad como para seguir creciendo.

En ascenso permanente está Fanciful (Heliostatic), que después de correr bárbaro el Apertura (G3) y quedar tercera de Joy Revolucionaria (Fortify) fue escolta de Sankalpa (True Cause) en el Clásico Juan Shaw (G2), en febrero, ratificando su forma y largando mal. Baja un tanto en la distancia y también reprisa, pero a juzgar por esas dos actuaciones será un hueso duro de roer.

En el pasto de San Isidro es doble yegua Sweet Mana (Easing Along), con la que Roberto Bullrich tratará de seguir dando pelea, mientras que Kambara (Orpen) y Dance on the Sea (Exchange Rate) tienen todo para transformarse en sorpresa.

El Ecuador, en tanto, parece tener todos los condimentos para ser un carrerón. Como en el Estrellas Mile (G1) una yunta del Stud Urquiza está al tope de las preferencias. Luk Joy (Fortify) corrió poquito esa tarde y va por la rehabilitación, pero a la cabeza del equipo está El Consorte (Grand Reward) (codo), que ya sin reprise de por medio, tratará de quedar listo para intentar defender con éxito su título en el Gran Premio San Isidro.

El zaino garantiza un trámite rápido, que puede hacerse más veloz todavía si Guest Rimout (Remote) hace lo de siempre. Titular del Clásico Candy Ride (L), se mostró bastante a punto en el Mile, quedando cuarto de Power Up (Key Deputy), otro crédito del Urquiza.

De esa casi segura velocidad intentará servirse con su característica atropellada Joy Filoso (Filoso Emperor), “gauchito” como pocos y que después de volver con un tercero en el Clásico New Dandy -delante de El Consorte, entre otros…- se quedó con el segundo turno del Handicap Silfo, en la arena de Palermo.

Titular de G1, Nacho Surge (Storm Surge) no tuvo fuerza en las Estrellas, pero ya habiéndose sacado la inactividad de encima, probablemente se lo vea en el nivel que aquí le permitió escoltar a Seas Alabada en el Clásico 9 de Julio (G2), por ejemplo.