El jockey había dejado constancia ante la comisión de carreras que no utilizaría la fusta cuando montó a One Vision el miércoles, pero castigó

La undécima carrera del miércoles último le trajo consecuencias al jockey Gonzalo Bellocq, que fue suspendido provisionalmente por la comisión de carreras del Hipódromo de San Isidro. Ocurre que durante la victoria de One Vision (Perfectperformance) el profesional utilizó el látigo, cuando antes de la disputa de dicha prueba tanto él como Juan Javier Etchechoury, entrenador del ejemplar en cuestión, habían dejado constancia ante aquél cuerpo que no se iba a hacer uso del elemento.

El detalle fue advertido y el jinete sancionado momentáneamente, citándolo para realizar el descargo correspondiente. Para Juan Javier Etchechoury, en tanto, no hubo ninguna disposición.

El caballo del Stud Pergamino reprisaba después de poco más de cinco meses en manos del hermano menor de los Etchechoury y en su despedida había llegado décimo cuarto a sin apreciación de distancia, dentro de la misma categoría alternativa en que compitió ahora. One Visión pagó 4,95 y superó por 3/4 de cuerpo al favorito Dom Atilio (Storm Embrujado) para alcanzar la primera victoria de su campaña. 

Ojalá el Hipódromo de San Isidro de a conocer las explicaciones del jinete para entender lo sucedido aunque, siempre confiando en la buena fe, en estos casos, ante un final cerrado, el jinete suele olvidarse del detalle de no pegar y castigar instintivamente para buscar el triunfo. En breve se conocerá la resolución del caso.