Cargando exigentes 60 kilos, el hijo de Mutakddim se impuso en el Handicap Equal Stripes

La calidad y el corazón de Sandyman no tienen fecha de vencimiento. Por mucho tiempo llenó de alegrías e ilusión a la gente del Stud Haras el Angel de Venecia y desde hace unos meses sigue con su costumbre, pero representando a la caballeriza Javi. Su última gran muestra llegó este lunes sobre la arena del Hipódromo Argentino de Palermo, donde despatarró de punta a punta a los cinco rivales que le salieron al cruce en el Handicap Equal Stripes (1200 m, arena), la primera de las dos pruebas por encima del nivel común que formaron parte de la entretenida reunión.

Cerca ya de festejar sus siete años, el hijo de Mutakddim y She’s My Lady (Grand Slam) ni se inmutó por los bravos 60 kilos que le deparó el reparto, asumió todos los riesgos y en el derecho no dejó ni el más mínimo resquicio de esperanza para Equal Blacks (Equal Stripes, 57), finalmente su escolta desde 3 cuerpos y sin poder “rendirle tributo a papá”.

Criado por el Haras La Quebrada, al cuidado de Hugo A. Acuña y con un Brian Enrique repleto de confianza en sus riendas, Sandyman liquidó la historia tras buenos 1m10s1/100, después de emplear parciales bien exigentes de 22s56/100 y 45s46/100. Con 8 victorias en 33 salidas, tan capaz de rendir desde los 1000 y hasta los 1600 metros, el zaino es un canto a la calidad. Y en cada salida se encarga de ratificarlo.