Con la mira en la Copa de Plata (G1), la hija de True Cause aparece como máxima candidata en los 2000 metros de San Isidro

El Clásico Los Haras (G2-2000 m, césped), de este sábado en el Hipódromo de San Isidro, será la última prueba para las yeguas fondistas en pos de ganarse un lugar en el Gran Premio Copa de Plata (G1-2000 m, césped), la carrera cumbre de la categoría y que a mediados de diciembre será parte del mitin internacional del Gran Premio Carlos Pellegrini (G1).

El retiro de Seas Alabada (Sebi Halo) y las recientes exportaciones de Cita di Río (Equal Stripes) y Joy Canela (Fortify) dejaron a la división sin sus dos principales exponentes, por lo que el proceso de rearmado está en pleno desarrollo. En esa lucha aparece mejor parada Sankalpa, aprovechando la experiencia acumulada y en un buen momento.

La hija de True Cause vuelve a la cancha donde en febrero último conquistó el Clásico Juan Shaw (G2) después de imponerse en el bravo y numeroso Clásico Chile (G2) de Palermo, sin olvidar que hace un año se llevó el Gran Premio Selección de Potrancas (G1) y que en la versión 2019 de la Copa de Plata fue escolta de la campeona Seas Alabada.

La historia no será nada sencilla para Sankalpa, principalmente por la presencia de la ascendente Fanciful, que intentará volver a capitalizar su cambio de ritmo en el derecho, ahora ya como ganadora clásica luego de quedarse con el Espirita (L). Previa escolta de Framea (Cafrune) en el Sibila (G2), esperará por un desarrollo lo más movido posible.

Henestrosa (Treasure Beach) ya fue quinta de Sankalpa en el Shaw y segunda en el Chile, para luego quedar apenas cuarta en el Espirita, cuando se la esperaba ver dar el salto de categoría. Sube nuevamente a los dos kilómetros y quizás por allí pase el secreto para que se prenda en la definición.

La irregularidad viene siendo parte de la campaña de Sweet Mana (Easing Along), que en 2018 se quedó con el Clásico Los Haras, cuando atravesaba por su mejor momento. Había corrido bárbaro la Longines Cup (G2) el día del Latino, pero ni cuando reprisó no placé en el Chile ni luego en el Sibila pudo mostrarse en ese nivel. ¿Lo conseguirá ahora? Las circunstancias parecen más aptas para que así sea.

Cocoa Dream (Galicado) y Doña Capanga (True Cause) son dos nombres bien capaces de sorprender.