El caballo azuleño ganó en gran estilo el Clásico Irlanda (G3) de Palermo y aspira al cetro que dejó vacante el tordillo

Todo lo que prometía el Clásico Irlanda (G3-1000 m, arena), la carrera más fuerte de la entretenida reunión del lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo, se cumplió. Un desarrollo vibrante y un ganador interesante como Sansón Greeley fueron un balance por demás interesante pensando en el futuro de la división.

Como el campeón Strategos (Zensational) -nadie duda de que el título le será entregado el mes próximo durante la entrega de las Distinciones Carlos Pellegrini…- soñando con otros horizontes, los sprinters buscan un sucesor y entre los postulantes es imposible dejar afuera de la pelea al alazán azuleño.

Por supuesto que haber salido airoso en un turno tan competitivo como el Irlanda le dio un toque distintivo a su campaña y a sus expectativas, pero, haciendo memoria, sería injusto no recordar que en el Gran Premio Maipú (G1), hace 5 meses, hizo estirar de lo lindo al tordillo, que lo venció, es cierto, pero teniendo que dejarlo todo.

El césped le dio vuelta la cara a Sansón Greeley en el Unzué (G1), como también le había sucedido en el Cyllene (G2), pero en la arena parece doble caballo. Ganó una condicional áspera para tomar impulso y ahora le bajó el copete a rivales de los que valen. De menor a mayor, obligado a adoptar esa táctica tras quedar atrapado en la largada por Dale Gaucho (Endorsement) y Beauty Roman (Roman Ruler), el jockey Jorge Peralta le tuvo toda la paciencia del mundo, esperando el desgaste entre La Reliquia (Qué Vida Buena, Recoome (Roman Ruler), el propio Dale Gaucho y Expressive Smart (Expressive Halo).

Se arrimó por los 500 metros y ya en los 200 su andar anticipaba el final. Pasó al frente y se distanció hasta sacarle 1 1/2 cuerpo en el disco a Recoome, cortándole una racha de 8 triunfos consecutivos, pero en una derrota que valió un triunfo para el caballo de La Frontera: a 3/4 de cuerpo y otra vez, Beauty Roman y Expressive Smart completaron la cuatrifecta, con Dale Gaucho, La Hilary (Grand Reward) y La Reliquia completando el orden, todo tras 55s30/100.

De la cría del Haras La Leyenda e hijo de Horse Greeley y South Lucky (Southern Halo), Sansón Greeley dio un paso muy importante ganando el Clásico Irlanda y ahora aparece como uno de los máximos aspirantes a suceder a Strategos en el ranking de los mejores velocistas del país. El Gran Premio Ciudad de Buenos Aires (G1) será la primera gran cita de la temporada donde ese ordenamiento comenzará a clarificarse.