El Team Coolmore festejó por cuarta vez en el mitin, de la mano de la sólida labor del hijo de Authorized

La cuarta jornada de Royal Ascot 2020 también tuvo su “momento Coolmore”. Llegó en el Queen’s Vase Stakes (G2), cuyos 2800 metros sobre el césped vieron sobresalir como nunca antes en su campaña al ascendente Santiago. De reprise, tras salir de perdedor en Listowel a mediados de septiembre de 2019, el vástago de Authorized y Wadyhatta (Cape Cross) demostró que en la distancia está su fuerte, dominando al promediar el derecho para hacerse inalcanzable.

Por supuesto, al cuidado de Aidan O’Brien y con Ryan Moore en sus riendas, abrió amplias ventajas en las dos cuadras finales hasta llegar a la meta con 2 3/4 cuerpos sobre Berkshire Rocco (Sir Percy), mientras Al Dabaran (Dubawi) era tercero a 8 1/2 más. Debacle grande fue la de la favorita Born With Pride (Born to Sea), sólo cuarta y a casi 14 largos del ganador.

Son ahora 4 las victorias en el mitin para el Team Coolmore, y ahora la ilusión con Santiago van hacia una de las carreras con más historia de la hípica inglesa: “Creemos que va a ser un caballo ideal para el St. Leger (G1) -se correrá el 12 de septiembre-, pero seguramente tenga otra actuación entre esta carrera y esa. Lo vemos como un lógico candidato para aspirar a la Gold Cup (G1) el año próximo aquí. Nos vamos a tomar nuestro tiempo con él para buscar su mejor rendimiento. Los derbies están demasiado cerca y tenemos varios caballos para esas carreras”, contó O’Brien.