Los potrillos del Stud San José de Ecuador se quedaron con los dos turnos del Premio Special Filly, con unas horas de diferencia

Juego de equipo perfecto el que forjaron la jockey aprendiz Agustina Valdez y el preparador Luis Fragale en las divisiones del Premio Special Filly, que sobre 1400 metros midió potrillos de 3 años perdedores y en el plano de la categoría alternativa. No fue facil, hubo que sufrir y bastante en ambos casos, pero los profesionales pudieron finalmente volver a casa con una cosecha más que festejada.

La cuenta la abrieron con Santo Luminoso (foto), con el que Agustina ganó una carrera hermosa, aunque contó con  un poquito de ayuda de las circunstancias. El hijo de Santillano y Luna Luminosa (Sidney’s Candy) tapó en el disco a Hop On (Endorsement), que luego sería distanciado al tercer lugar por molestar al promediar la recta a Sworn Enemy (Sebi Halo), que arriba volvió para ser tercero cerquito, dejando la sensación de que sin el inconveniente mencionado, podría haber terminado al frente.

Como sea, el marcador mostró a Santo Luminoso al frente, saliendo de perdedor en apenas su segunda salida y tras un quinto debutando hace poco más de un mes en la abierta, estableciendo un buen tiempo de 1m22s48/100, algo más rápido respecto del 1m22s81/100 que le tomó a Bendito Ali darle el doblete a la yunta.

En el segundo turno del Premio Special Filly, y al cabo de su sexta actuación, el hijo de Seahenge y Bendita Luz (Lizard Island) le dio más lucimiento a Valdez, que lo trajo de los últimos, dobló la curva muy abierto y desató una larguísima atropellada en el derecho que lo llevó a dominar en la cuadra final para terminar derrotando por medio cuerpo y 3/4 de cuerpo a Black Matters (Puerto Escondido) y Emm Giulio (Emmanuel).

Para Luis Fragale fueron sus primeros dos triunfos en lo que va de la temporada, habiendo presentado tan sólo 8 ejemplares, mientas que Valdez ya acumula 12 primeros puestos en lo que va de 2024, llegando a los 66 por total, ya descargando 3 kilos, al cabo de una campaña que se inició en los máximos en la segunda mitad de 2021.

Fue una tarde feliz para cuidador y jockey, de esas para poner en un marquito y recordar con emoción.