Potrillos y potrancas encaron los pasos previos a los grandes premios Jockey Club y Selección

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- No hay pausa para las carreras importantes en el Hipódromo Nacional de Maroñas, donde este domingo se disputarán otros dos clásicos selectivos realmente imperdibles. Intermedios entre las Pollas y Jockey Club y Selección, las “chicas” tendrán un cruce potente en el Sarandí (G3), sobre 1800 metros, idéntica distancia que el desafío que representará para los “muchachitos” el Criadores Nacionales (G3), siempre sobre la pista principal de arena. 

Como corresponde, serán las potrancas las que abrirán la tanda gradual y con el nombre de Flor Real (foto) al tope de las preferencias. Reciente quinta en la mencionada Polla, la hija de Asidero había ganado antes el Producción Nacional (G3), sobre el césped, experiencia de la que tratará de sacar el máximo provecho.

Las bravas Rubia Carbonera (Xao-ra) y Edulcorada (Catcher In the Rye) tratarán de oponer resistencia, también con el roce de su lado. En tierra de sorpresa, la recomendación va para Encerada (Señor Candy), de sólido ascenso en su segunda salida.

En lo que respecta al Criadores Nacionales, da la sensación de que costará bastante doblegar al talentoso Es Fever (Texas Fever), cuarto a 5 3/4 cuerpos de Ajuste Fiscal (Ioya Bigtime) en la aún fresca Polla de Potrillos, pero que dominó gran parte del proceso selectivo para los dos años.

Bien abierto largará Old Shipman (Midshipman), en su debut local. El brasileño se impuso con mucha solidez en el Clásico Presidente Augusto de Souza Queiroz (G3), para luego quedar sexto en el Grande Premio Juliano Martins (G1), siempre en Cidade Jardim. Lleva dos triunfos condicionales Mighty Boy (Kodiak Kowboy), que ahora salta al plano clásico con ganas de seguir la serie. Y no se puede olvidar a Don Pachín (Vinatero), al que la distancia puede ayudar.