El hipódromo neoyorquino disfrutará hoy del comienzo de su 153er. mitín; se corren el Golden Pal Stakes (G3) y el Schuylerville Stakes (G3), sobre arena y césped, respectivamente

SARATOGA SPRINGS, New York (Especial para Turf Diario).- No será un día más de carreras el que se vivirá esta tarde en Saratoga, uno de los hipódromos más exclusivos de los Estados Unidos. No sólo marcará el comienzo de su 153ra. temporada, sino que, después de mucho tiempo, no habrá restricciones en materia de público o presencias, de esas que llovieron desde que hace ya un año y medio se desatara la pandemia de Covid-19 en el mundo.

La excelente novedad que ahora se concretará había sido anunciada a mediados de junio cuando el Estados de New York comunicó que ya había alcanzado un porcentaje de vacunación en su población del 70 por ciento, cifra que ahora es mayor, por supuesto, ante la campaña descomunal que se viene desarrollando aquí, donde las inyecciones sobran, por suerte.

Será también una gran aventura para todos, pues la pandemia no pasó y los riesgos, menores es cierto, siguen vigentes, por lo que los protocolos están establecidos y se respetarán. La jornada inaugural, como ya es un clásico, incluirá entretenidos desafíos para los años, con productos midiéndose en el Quick Call Stakes (G3-1100 m, césped, US$ 120.000 de bolsa) y las potrancas resolviendo el Schuylerville Stakes (G3-1200 m, arena, US$ 150.000 de bolsa).

En la primera de esas pruebas atrae sobremanera la vuelta al ruedo de Golden Pal, el hijo de Uncle Mo preparado por Wesley Ward para el Team Coolmore y que se despidió cuando en noviembre conquistó en Keeneland el Breeders’ Cup Juvenile Turf Sprint (G2). Con Irad Ortíz Jr. en sus riendas deberá cuidarse mayormente de los desafíos que le proponga Jaxon Traveler (Munnings), de campaña ya bastante extensa y que viene de terminar segundo en el Chick Lang Stakes (G3) de Pimlico y en el Woodstock Stakes (L) de Woodbine, en Canadá.

El Schuylerville, en tanto, tiene como gran candidata a Happy Soul, también a cargo del “precoz” Ward. Por Runhappy y con John Velazquez en sus riendas, la zaina salió de perdedora bien en Belmont Park para luego dejar muy buena impresión cuando en esa misma pista se quedó con el Astoria Stakes (L), de punta a punta y por demoledores 11 1/2 cuerpos.

Pretty Birdie (Bird Song) y Mainstay (Astern) intentarán ponerle los puntos. La primera está invicta tras estrenarse con éxito en Churchill Downs, mientras que la restante hizo lo propio en Monmouth Park. La inexperiencia es una desventaja ante la segura gran  favorita, pero muchas veces la clase se encarga de zanjar las diferencias…