El caballo estadounidense representará colores locales en la gran carrera del sábado próximo

Por Diego H. Mitagstein (Enviado especial de Turf Diario a Riyadh)

RIYADH, Arabia Saudita (De un enviado especial).- El propietario del FMQ Stables, Faisal Al Qahtani, probó el gusto del éxito en la noche de la Saudi Cup de 2023 con el potrillo Comissionner King en el Saudi Derby (G3), y esta vez tiene una oportunidad real en la carrera más valiosa del mundo con Saudi Crown.

El hijo del ganador del Kentucky Derby Always Dreaming, fue visto en acción por última vez ganando cómodamente el Louisiana Stakes (G3), habiendo terminado lejos antes en el Breeders’ Cup Classic (G1) de Santa Anita, y Al Qahtani parece confiado en que el tordillo está de vuelta en el camino correcto.

“Veremos un caballo diferente al que vimos en la Breeders’ Cup. Creció mucho desde esa carrera y sentimos que está mucho mejor. Todo el proceso de su preparación fue muy buena y puede crecer a partir de eso. El recorrido de 2000 metros estaba justo en el límite de lo que podía lograr en ese momento (en la Breeders’ Cup), y creo que el paso atrás a 1800 es ideal. Puede ser un campeón en esta distancia.  La preparación para Saudi Crown fue excelente y sé que Brad Cox -el entrenador- está muy contento con el caballo, por lo que todos estamos muy expectantes y emocionados de verlo competir aquí”.

El propietario agregó luego: “Florent Geroux definitivamente volverá a bordo de Saudi Crown. Lo montó en todas sus carreras excepto en una, por lo que ya pueden considerarse amigos”.

Sin embargo, Al Qahtani no se hace ilusiones de que la carrera del próximo sábado vaya a ser sencilla: “Parece la más grande en la historia de la Saudi Cup, por lo que somos muy conscientes del desafío. Incluso los suplentes son muy fuertes. Creo que el ritmo va a ser fuerte y, al imaginar la carrera, puedo ver a Saudi Crown y National Treasure liderando, porque ambos tienen mucha velocidad natural, pero esa es sólo mi opinión.  Aún no hablamos ni con el entrenador ni con el resto del equipo”.

Y no es la enorme cantidad de dinero que se ofrece en premios, ni el trofeo de oro de 24 quilates de un metro de altura que se entrega lo que entusiasma a Al Qahtani. “Le puse el nombre de Saudi Crown en honor al Príncipe Heredero. Si ganamos, lo más importante para mí no sería el premio, ni la copa, sino tener el placer de ver a mi líder y estrechar su mano”.

El viernes de la Saudi Cup, cuando se lleve a cabo el International Jockeys Challenge, FMQ Stables también tiene interés en la Tuwaiq Cup, una competencia para caballos entrenados localmente en el recorrido y la distancia de la Saudi Cup. El héroe de la noche de la Saudi Cup del año pasado, Commissioner King -que se impuso en el Saudi Derby-, está listo para correr, y necesita demostrar que su última carrera fue solo un problema pasajero.

“Necesita recuperarse de su último esfuerzo, pero hay una razón muy importante por la que creemos que puede hacerlo. Se golpeó muy fuerte contra las puertas y creemos que eso le costó la carrera. Ahora está completamente curado y ha vuelto a tener trabajos muy agradables, así que creo que volverán a ver al verdadero Commissioner King”, dijo A Qahtani, refiriéndose al decepcionante décimo puesto del caballo cuando se lo vio por última vez en la pista, a principios de diciembre.

Faisal Al Qahtani añadió: “Voy a anunciar a nuestro jockey a último momento como una pequeña sorpresa. Creo que todos se emocionarán cuando sepan quién es”.