Scotish Star perdió en el disco el Endeavour Stakes

77

La yegua argentina parecía tener el triunfo asegurado sobre el césped de Tampa Bay Downs, pero Surprisingly la superó por el pescuezo en el disco

TAMPA, Florida (Especial para Turf Diario).- Parecía tener el triunfo asegurado Scotish Star cuando quedaban 200 metros para el disco en el Endeavour Stakes (G3-1700 m, césped, US$ 150.000 de bolsa) de esta sábado en Tampa Bay Downs, pero en el final apareció como una ráfaga Surprisingly para dejar con las manos vacías a la yegua argentina.

Fue de apenas el pescuezo el margen entre ambas, para lo que en el balance fue una muy buena carrera de la zaina cuya propiedad comparten el Haras La Providencia y el LNJ Foxwoods, que debió sortear la suelta más externa, siempre una complicación.

Esta vez vino más contemplada la hija de Key Deputy, con la que Javier Castellano aguardó en la cuarta posición mientras la irlandesa Panama Red (Showcasing) marcaba el paso presionada por Dakota Dancer (Freud) bajo parciales de 22s88/100 y 47s61/100.

En la curva Scotish Star avanzó algo antes de tiempo en la curva y llegó al derecho dominando a la favorita Marketsegmentation (American Pharoah). Con una cuadra por recorrer, todo parecía tranquilo, pero Paco López lanzó la estocada final abierto con Surprisingly(Mastery) y tapó en el disco, estableciendo una marca estupenda de 1m40s8/100, sólo 2/5 por encima del récord que desde 1999 ostenta Legs Galore (Ogygian). 

“No tenemos excusas. Quedé satisfecho con la carrera que hizo Scotish Star y con la forma en que remató. La verdad es que cuando dejamos la curva pensé que íbamos a ganar, pero arriba quedamos segundos”, contó el venezolano Javier Castellano, que por segunda semana consecutiva tiene la desgracia de perder casi en la meta una gran carrera con un caballo sudamericano, tras terminar como escolta con Ivar (Agnes Gold) en la Pegasus World Cup Turf Invitational (G1).

Con pocas carreras en los Estados Unidos, Scotish Star ya suma varias actuaciones de valor y da la sensación de que será cuestión de tiempo para que consiga ese festejo gradual tan buscado. Ganadora de la Polla de Potrancas (G1) en Palermo, y a cargo desde hace unos pocos meses de Todd Pletcher, la nieta de Orpen volvió a dejar una imagen positiva, aunque todos en su equipo se quedaron con un sabor agridulce por haberse escapado una victoria que prácticamente era un hecho…