Scott Morrison, Primer Ministro australiano, apoyó la industria del caballo de carrera

274

Fue durante una cena en el Parlamento de Canberra organizada por Thoroughbred Breeders’ Australia

Las carreras de caballos han sido consideradas cruciales para la cultura australiana según destacó el Primer Ministro Scott Morrison en un evento organizado por Thoroughbred Breeders Australia (TBA) y los Amigos Parlamentarios de Productores Primarios en la Casa del Parlamento en Canberra. A Morrison se unieron los parlamentarios de todas las áreas de la política para encolumnarse detrás de la industria del pura sangre de carrera.

Debbie Kepitis y Peter Tighe, copropietarias de Winx (Street Cry), fueron las atracciones estrella, mientras que las tres copas del Cox Plates ganados por la gran yegua también estuvieron en exhibición. La pupila de Chris Waller apunta a un cuarto récord de G1 Cox Plate el sábado.

“El turf es un negocio y una industria muy seria”, dijo Morrison, que se comprometió a garantizar que la industria del pura sangre siguiera siendo una parte crucial de la estructura del país con el apoyo contínuo del Estado. “Es un mundo que brinda importantes oportunidades económicas y de empleo, especialmente para la Australia rural y regional. Es algo muy importante cuando se trata de los medios de vida y el estilo de vida de nuestra gente”.

La industria australiana mantiene aproximadamente 69.000 empleos de tiempo completo (número inferior al que ocupa en la Argentina, según los últimos estudios), mientras que contribuye con 8,5 mil millones de dólares australianos a la economía nacional, y es la segunda más grande del mundo.

El presidente ejecutivo de TBA, Tom Reilly, agregó: “Venimos a la cámara del Parlamento para hablar sobre la cría y compartir la historia de la industria, y esta noche tuvimos a todos los lados de la política alineados para prometer su apoyo a lo que hacemos. Es una prueba del hecho de que la reproducción y las carreras son realmente parte de la trama de la sociedad australiana que tantos políticos estén aquí esta noche”.

El apoyo a la industria también fue evidente desde el otro lado del pasillo, como dijo el líder de la oposición, Bill Shorten: “Necesitamos traer personas del extranjero para ayudar a esta industria. No tenemos las habilidades aquí, no tenemos la gente que necesitamos, por eso debemos trabajar para tener un sistema de visas que atraiga a las personas a trabajar en la hípica local”.

Thoroughbred Daily News