Se hizo la fija de Vidal y la Ley del Turf pasó a Diputados
12 Julio, 2018 Share

Se hizo la fija de Vidal y la Ley del Turf pasó a Diputados

Cambiemos hizo pesar su mayoría en Senadores, entre chicanas, mentiras y una pobreza intelectual franciscana…

Como se esperaba, María Eugenia Vidal y su gente ganaron la primera batalla; daba 1,20 que el bloque Cambiemos haría prevalecer su mayoría absoluta en el Senado, pero ahora habrá que cambiar de categoría, pasar a diputados y allí parece que nada le será tan fácil al oficialismo, pues allí no funciona una escribanía (eso que tanto criticaban los actuales gobernantes en la etapa anterior).

Luego de dos horas de pobreza en el debate, de desconocimiento absoluto en la materia hípica, de mentiras y manipulaciones, de hombres que ocupan una silla en la Cámara Alta y no saben leer u expresarse conjugando verbos con corrección, a la hora de la votación el deseo de la Gobernadora dio ese primer paso esperado.

El país vive hace tiempo un momento difícil, con inflación galopante, dólar y precios por las nubes, inseguridad social y un futuro que no parece traerá buenas noticias en el corto plazo; sin embargo, asombra las ganas y el interés del oficialismo por conseguir las modificaciones en la Ley 13.253 y quedarse en un plazo inferior al año y medio con los 1000 millones de pesos que la hípica recibe a través del Fondo de Reparación y que hace posible sustentar gran parte de los 83.000 puestos de trabajo que la actividad ocupa, según los últimos estudios.

Muchos datos quedaron en evidencia de que esta es una movida, por lo menos, extraña. El papel de Matías Lanusse, Presidente del Instituto de Loterías y Casinos de la Provincia de Buenos Aires, es patético. Y el último paso de su derrotero fue no contestar las preguntas que los propios senadores le dejaron por escrito luego de su presentación en el plenario, situación que Teresa García, Presidenta del bloque de Unidad Ciudadana en el Senado le echó en cara durante su elocución.

Si la idea de Cambiemos es tan clara y generosa con la hípica y su actividad, porqué apoyarse sobre mentiras e impresiciones como lo hicieron ayer Juan Pablo Allan y Andrés de Leo, parte del oficialismo y titulares de las comisiones de Legislación General y Presupuesto e Impuestos, respectivamente.

Fernando Carvallo, del Frente Renovador, fue uno de los que se mostró en contra de la aprobación de la conocida como Ley del Turf, a lo que luego se sumó Gervasio Bozzano, de Unidad Ciudadana – Frente Para la Victoria.

“La discusión no es sobre un subsidio sino sobre un fondo de fomento. Lo que reciben la actividad hasta hoy no es un subsidio, no hablamos de plata del estado, sino de un financiamiento cruzado, porque el dinero proviene de un fondo compensatorio que se estableció ante la imposibilidad de instalar máquinas tragamonedas en los hipódromos”, remarcó con propiedad Bozzano, agregando luego que: “No podemos dejar de financiar actividades que generan un efecto multiplicador de la economía en momentos de cruda recesión”.

Darío Díaz Pérez, titular del PJ Unidad y Renovación, también se mostró en contra de la nueva norma, con mucho sarcasmo en sus palabras, quizás demasiado: “no podemos dejar pasar por alto que la Gobernadora no comprende la complejidad de lo que estamos tratando, con tantas familias en juego no debemos apurarnos en la aprobación”, dijo.

Otra de las que actuó con un interés grande por interiorizarse de la coyuntura de la hípica fue Teresa García que se sumó a los cuestionamientos por el momento en que el proyecto fue girado a la Legislatura y la celeridad con la que considera se trató en comisiones la propuesta.Insistió con revisar el manejo de la pauta publicitaria que hoy detenta el Instituto Provincial de Lotería y Casinos “que son casualmente quienes ejercerán la Autoridad de Aplicación que reducirá los subsidios”.

El broche de oro lo ofreció Roberto Costa, titular del bloque oficialista y cuya frase final es para poner en un marquito por su contenido vacío y erróneo. “Yo prefiero una manta para un pibe que una manta para un caballo”, dijo, sin ponerse colorado, por lo que cualquiera de sus palabras anteriores pierde cualquier tipo de peso en el tema, como aquellos inicios que narró al lado de Melchor Posse, un hombre de la hípica.

La votación indicó 28 votos a favor de la aprobación contra 13 en contra; como se sabe, el oficialismo cuenta con 29 de las 46 bancadas en Senadores, dato que habla sobre varios ausentes. La ley

La norma deroga la actual Ley 13.253 y “dota” al sector de las herramientas necesarias para aumentar su recaudación, a cambio de quedarse con el dinero del Fondo de Reparación y que nadie en el Gobierno supo explicar hasta ahora hacia qué será aplicada; Matías Lanusse fue interrogado al respecto en varias oportunidades y, como siempre, no se manifestó.

La iniciativa fue girada a la Cámara de Diputados, donde el panorama no es tan sencillo para Cambiemos, pues no cuenta con mayoría. Hacia allí apuntan sus cañones los diferentes sectores de la hípica nacional, esperando que la oposición haga pesar su número dominante. Hay buenas expectativas en lo que sucederá en agosto (no hay fecha fija aún), mucho más ante la férrea defensa del turf que levantaron ayer los principales referentes que no forman parte del Gobierno en el Senado. Sería lógico que ese apoyo se mantenga en el próximo paso, aunque se trata de política y en la política todo vale.

Mientras el turf argentino lucha por mantener las fuentes de trabajo que ocupa, luchando contra un Cambiemos intransigente (aunque muchos, en el off the record, están en contra de lo que están haciendo…), la Ley avanzó como estaba previsto. Con ese broche de oro inolvidable de Costa diciendo que prefiere una manta para un pibe que para un caballo. El hombre no entiende que el caballo es el que le da mantas a muchos pibes; lógico en el mundo del revés…