La hija de Southdale tendrá 5 rivales este domingo, entre ellas, a la argentina La Fascinada

Por Néstor Obregón Rossi

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Llegó el momento de ver a Selina Kyle (Southdale) en el campo clásico, frente a las mayores y en dos curvas. Es decir, lanzada a la jaula de las leonas para que demuestre que aunque tiene el nombre de Gatúbela, ella es una leona de temer. Hasta aquí, la han inscrito en cuatro carreras. Ganó tres y en la restante se dejó vencer por los amaños, sacó a su jinete de la silla en el momento de partir y quedó fuera de competencia. Prácticamente invicta, como dirían algunos.

Pero la forma como liquida a sus rivales sí que llena la vista. Casi 14 cuerpos en su debut sobre 1.300 metros, en agosto; más de tres largos en su reaparición, en enero; y 9 de ventaja en su más reciente, hace dos semanas. Y eso, sin contar los tiempos que marca: 1min19s06, 1min39s35 y 1min38s63. Todas las condiciones para verla como una figura de esta generación. 

Esta generación, de por sí, nos dio un Triple Coronado, pero el lote de las hembras, tardíamente consolidándose, habla de que ellas también aportan los suyo: Miss Simons en la corta, Africa en el pasto, Kralice en las dos curvas, Guapetona y Venecia con proyección… y Selina Kyle como prospecto de ir a más. 

La cátedra la eligió favorita del Clásico Felipe Pardo y Barreda (G3- 2.000m) de este domingo no solo por todo lo que ha exhibido hasta el momento, sino porque pareciera que la cuerda le puede alcanzar para mucho más. Su trabajo de 600 metros en 33s4 para afrontar esta carrera es simplemente sensacional. Pero todo aquello que aparece como puntos a favor, a la vez y paradójicamente pueden ser también sus debilidades. Aunque subir de la milla al doble kilómetro no suena tan duro, la velocidad cambia y más todavía frente a especialistas, como es el caso de Luna Nueva (Kung Fu Mambo), que viene de ganar el Clásico Luis Rodríguez Mariátegui (1.900m), pero que fue distanciada por una variación de línea, pese a que estableció 4 1/2 cuerpos de separación sobre La Fascinada (ARG, Grand Reward) (foto), su escolta esa tarde, y que ahora también volverá al campo clásico, luego de una victoria en el handicap, sumando ya cuatro impactos consecutivos. 

Va a ser una especie de revancha entre ambas, aunque habrá que ver si la velocidad de Selina Kyle no termina complicando a la argentina más de la cuenta desde el inicio de las acciones. Eso sin descuidar a Carta de Amor (USA, Union Rags), la yegua que en gran parte del 2021 ha sabido resolver a su favor competencias que parecían ir en su contra, pero que en otras, cuando las tenía en las manos, simplemente ha decepcionado. Aquí puede volver a ser la cariblanca que entraba peligrosa a la recta y liquidaba arrolladora.