Rock Your Candy, hijo del campeón, es enemigo en las apuestas y tratará de darle al crack argentino ese triunfo que ya se le escapó en 7 oportunidades

Por Diego H. Mitagstein

Candy Ride lo consiguió todo, mucho más de lo que podía soñarse e, incluso, lo que ningún otro caballo de los nuestros logró en la historia. Crack en las pistas, llevó su talento a la reproducción y hoy es una referencia mundial en el haras, datos que sirven y resultan irrefutables para considerarlo el mejor padrillo argentino de todos los tiempos a nivel internacional.

Con casi 100 hijos ganadores clásicos, habiendo producido campeones de todos los colores y de todas las edades, el zaino que a sus 22 años es una de las estrellas en el Lane’s End Farm, una de las cabañas más importantes del planeta, buscará este sábado conseguir uno de los pocos objetivos que todavía le han sido esquivos: producir un ganador del Kentucky Derby (G1).

Entre los 20 confirmados que darán forma sobre la arena de Churchill Downs a la carrera por excelencia en el norte e inicio de la preciada Triple Corona, estará el invicto Rock Your Candy, enemigo en los papeles detrás del tordillo Essential Quality (Tapit) y que apoya sus posibilidades en una capacidad corredora sorprendente.

Adquirido por 650.000 dólares en las ventas de septiembre de 2019 en Keeneland y propiedad de la sociedad conformada por el Hronis Racing LLC y David Michael Talla, el zaino es preparado por John Sadler y hasta aquí ha hecho todo bien. Debutó ganando el primer día del año sobre 1200 metros en Santa Anita Park, y a los dos meses, otra vez en el césped de ese mismo hipódromo para vencer en los 1600 metros del Pasadena Stakes (L).

De regreso a la tierra y sobre 1800 metros, su última salida lo vio cumplir una labor estupenda quedándose de punta a punta el prestigioso Santa Anita Derby (G1), donde solidificó sus credenciales para llegar ahora como uno de los máximos candidatos al Kentucky Derby.

La de Rock Your Candy será la octava ocasión en que un hijo de Candy Ride anime la carrera de las rosas, dentro de un historial que arrancó con la primera generación del crack, allá por 2009, cuando todavía costaba pensar que será capaz de conseguir todo lo que consiguió.

El año en que Mine That Bird (Birdstone) hizo historia venciendo a Pioneerof the Nile (Empire Maker) en el Derby a un sport de 103,20 dólares, Chocolate Candy era quinto a 13 cuerpos, dentro de un lote de 19 participantes.

La temporada siguiente, y con su segunda generación, Candy Ride volvió a tener un representante en la prueba, aunque ahora sin un final tan positivo, pues Sidney’s Candy, enemigo en las apuestas, apenas pudo finalizar en la décimo sexta colocación, muy lejos de Super Saver (Maria’s Mon), con la curiosidad posterior que ambos después fueron padrillos en nuestro país.

Recién en 2014 el crack tuvo otro de sus hijos animando el Derby, aunque la historia tampoco terminó bien, ya que Candy Boy fue sólo décimo tercero, a pesar de estar considerado en tercer término en las apuestas. Del otro lado del marcador, California Chrome (Lucky Pulpit) defendía con valentía su favoritismo.

En 2016 llegaría la mejor actuación hasta la fecha para una cría del reproductor en el Derby, gracias al estupendo tercer puesto del talentoso Gun Runner, detrás del campeón Nyquist (Uncle Mo) y de Exaggerator (Curlin), sobre un barrial. El alazán mejoraría con el tiempo y sería luego Caballo del Año en los Estados Unidos, ganando el Breeders’ Cup Classic (G1) y la Pegasus World Cup (G1).

En 2019 fueron dos los hijos de Candy Ride en las gateras del Derby: el campeón Game Winner y el posterior G1 Vekoma, que fueron quinto y décimo tercero, respectivamente, cuando Country House (Lookin At Lucky) se benefició con el éxito tras el todavía sonado distanciamiento de Maximum Security (New Year’s Day).

El más cercano antecedente lo ofreció en 2020 Money Moves, un lance que terminó como tenía que terminar, llegando apenas décimo tercero de Authentic (Into Mischief), pero sacándose el gusto.

¿Será Rock Your Candy el potrillo capaz de darle a Candy Ride el primer triunfo en el histórico Kentucky Derby? Sus posibilidades son ciertas y desde esta parte del mundo tendrá una hinchada tan grande que capaz le da un empujoncito…