Una formidable jornada se vivirá en el tradicional hipódromo inglés, con muchas figuras de por medio

BERKESHIRE, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- No tuvo nada de normal el 2020, está más que claro. Pero, a pesar de todo, nadie podrá negar que, hípicamente hablando, dejó muchísimas grandes carreras y muchísimos grandes caballos. La parte buena es que “el año de la pandemia” todavía no se termina, y que todavía le quedan por delante algunos días de turf impresionantes por delante, como el que aguarda este sábado en el mítico césped de Ascot, donde llegará una nueva versión del QIPCO Champions Day.

Con los mejores profesionales de por medio y las caballerizas más potentes del planeta luchando por la gloria, serán 4 turnos de G1 y uno más de G2 apasionantes, que tendrán en los partidores a varios de los exponentes más brillantes del turf europeo en cada categoría y que promete dejar historias por contar al por mayor.

El paso más trascendente llegará cerca del cierre, con el QIPCO Champion Stakes (G1-2000 m, césped), donde la fenomenal yegua Magical tratará de volver a ganarle a los machos y de levantar el trofeo por segunda temporada consecutiva, tal como en 2017 y 2018 lo había conseguido el talentoso Cracksman (Frankel).

La hija de Galileo y Halfway to Heaven (Pivotal) preparada por Aidan O’Brien para Coolmore y que contará con la conducción de Ryan Moore lleva tres conquistas de G1 en el calendario, pero ninguna tan trascendente como la que alcanzó a mediados del mes último en Leopardstown, Irlanda, superando al mismísimo Ghaiyyath (Dubawi) en el Irish Champion Stakes (G1).

La exigencia será enorme para Magical, principalmente por el lado de Mishriff (Make Believe), que con el respaldo de John Gosden y Frankie Dettori vuelve a competir en Gran Bretaña después de dos excursiones muy efectivas por Francia, donde se alzó con el Prix du Jockey Club (G1) y con el Prix Guillaume d’Ornano (G2).

Gosden tendrá otra carta de jerarquía en Lord North (Dubawi), que saltó a los primeros planos después de conquistar el Prince of Wales’s Stakes (G1) de Royal Ascot, para más tarde correr muy bien el Juddmonte International Stakes (G1) de York, cuando concluyó tercero del mencionado Ghaiyyath y de la propia Magical.

El Epsom Derby Winner Serpentine (Galileo) y Japan (Galileo) acompañarán a Magical para Coolmore en una prueba que también disfrutará presencias tan potentes como las de Addeybb (Pivotal), el enrachado Skalleti (Kendargent) y el galopador Pyledriver (Harbour Watch), que está más que acostumbrado a dar sorpresas.

No menor es la expectativa alrededor de lo que sucederá en el Queen Elizabeth II Stakes (G1-1600 m, césped), con 14 confirmados y la actuación del invicto Palace Pier. Otra encomienda de la “yunta” Dettori-Gosden, el vástago de Kingman expone un récord de 5 en 5 y que tuvo sus puntos de mayor lucimiento cuando se impuso por sobre el campeón Pinatubo (Shamardal) en el St. James’s Palace Stakes (G1) de Royal Ascot y al dejar atrás a la potranca Alpine Star (Sea the Stars) en el bravísimo Prux du Haras de Fresnay-Le-Buffard Jacques Le Marois (G1), francés.

Esa tarde fue tercero el no menos notable Circus Maximus (Galileo), que también está teniendo un 2020 a la altura de su categoría. Imposible pasar por alto que fue el ganador del Queen Anne Stakes (G1) de Royal Ascot, en junio.

The Revenant (Dubawi) cruza el Canal de la Mancha otra vez, después de alcanzar una victoria cómoda en el Qatar Prix Daniel Wildenstein (G2). Su anterior experiencia aquí fue en esta misma competencia, pero en 2019, cuando escoltó desde 1 1/4 cuerpo a King of Change (Farhh). Indudablmente está llamado a ser otra de las figuras de la prueba.

El desfile sigue con la yegua Nazeef (Invincible Spirit), que después de una mala performance en Deauville encontró amplia rehabilitación en el Kingdom of Bahrain Sun Chariot Stakes(G1) de Newmarket, doblegando por 1 1/2 largo a Half Light (Shamardal), en un lote bravísimo.

Century Dream (Cape Cross) y Lord Glitters (Whipper) se suman a los anteriores con ganas de dar la sorpresa, aunque deberán volar bien alto para conseguirlo ante la exigencia que tendrán por delante.

Las yeguas tendrán su momento en el QIPCO British Champios Fillies & Mares Stakes (G1-2400 m, césped), en el que Wonderful Tonight (Le Havre) encabeza un lote competitivo, pero que no tendrá una Love (Galileo), una Enable (Nathaniel) o una Magical en las gateras.

Atendida por David Menuisier y con William Buick en sus riendas tratará de dar un golpe similar al que ofreció en ParisLongchamp durante el fin del semana del Arco, imponiéndose por 1 1/4 cuerpo sobre Pista (American Pharoah) en el Qatar Prix de Royallieu (G1).

No es mucho menos en la impresión Dame Maillot (Champs Elysees), que sumó en Newmarket el Princess of Wales’s Tattersalls Stakes (G2) antes de finalizar tercera en el Preis Von Europa (G1) alemán y en el Qatar Prix Vermeille (G1) francés, que tuvo como ganadora a la espectacular Tarnawa (Shamardal).

Coolmore apoyará sus pretensiones en Even So (Camelot), lejos de Tarnawa en la prueba mencionada, pero entre cuyos antecedentes aparece sobresaliente su triunfo en el Juddmonte Irish Oaks (G1) de The Curragh, por delante de Cayenne Pepper (Australia) y de Passion (Galileo)..

Y Antonia de Vega (Lope de Vega) aportará su calidad entonada por su aún fresca conquista por medio largo sobre Alpinista (Frankel) en el Princess Royal Muhaarar Stakes (G3).

Nada menos que 17 serán los participantes en el QIPCO British Champions Sprint Stakes (G1-1200 m, césped), para caballo desde los 3 años. Favorito en el morning line es el experimentado Dream of Dreams (Dream Ahead), en las sabias manos de Sir Michael Stoute y que lució intratable en sus dos labores más frescas.

Primero, en Newbury, fue un rayo para tirarle 7 cuerpos a Breathtaking Look (Bated Breath) en el Unibet Hungerford Stakes (G2), para luego destacarse nuevamente, aunque ahora para quedarse con el Betfair Sprint Cup Stakes (G1) de Haydock Park, por 1 1/4 cuerpo sobre el mismo Glen Shiel (Pivotal) que le exige revancha ahora.

Una de las grandes figuras del Champions Day es la yegua One Master (Fastnet Rock), que hace un año quedaba segunda en este mismo turno. Acaba de quedarse por tercera temporada seguida con el Qatar Prix de la Foret (G1) en ParisLongchamp, derrotando al no menos notable Earthlight (Shamardal) y volverá a ser un hueso duro de roer.

Y si de nombres fuertes se habla, tampoco es menor la actuación de Oxted (Mayson), que cuando se despidió en julio fue nada menos que levantando el trofeo en la Darley July Cup (G1). ¿Hace falta más evidencia para reconocer su peligrosidad?

El menú de la tarde en Ascot se completará con el QIPCO British Champions Long Distance Cup (G2-3600 m, césped), que abrirá la serie de clásicos con una actuación tan trascendente como la de Stradivarius, el mejor fondista del viejo continente hace varios años y que es gigantesco favorito en el regreso a sus terrenos.

A mitad de temporada dio espectáculo para vencer en una tercera Ascot Gold Cup (G1) consecutiva, sumando después el Goodwood Cup Stakes (G1), para embarcarse en el sueño de correr el Prix de l’Arc de Triomphe (G1). Lo concretó, aunque su sexto de Sottsass (Siyouni) no dejó mucho, pero ahora, en sus dominios, seguramente la historia será bien diferente.

Se reencuentra con Frankie Dettori y con la preparación de John Gosden está listo para sacarse de encima una rival bastante compleja como Search for a Song (Galileo), que después de llegar tercera de la gran Magical en la Tattersalls Gold Cup se hizo ganadora de G1 al superar por 2 cuerpos a Fujaira Prince (Pivotal) en el Irish St. Leger, siempre en The Curragh, llegando al back-to-back en esta última prueba, que ya había conquistado en 2019, aquella vez, derrotando a Kew Gardens (Galileo).

El mencionado Fujaira Prince, experimentado si los hay, se mide por primera vez con Stradivarius con mucho para ganar y poco para perder, mientras que Sovereign (Galileo) tratará de volver a brillar en el máximo plano, como cuando en junio de 2019 “le paró el carro” al mismísimo Anthony Van Dyck (Galileo) en el Irish Derby (G1).

Fiesta hípica en Ascot este sábado con una nueva versión del Champions Day, donde la calidad está garantizada. Será cuestión, entonces, de no perderse detalle en una reunión maravillosa.