Nieta de la G3 Love Dancing y bisnieta de la recordada Le Midi, se quedó con el Ballerina Stakes en los 1400 metros de Saratoga

SARATOGA SPRINGS, Estados Unidos (Especial para Turf Diario).- Quizás muchos lo recuerden. Fue en 1992, cuando el proceso selectivo en el Hipódromo de La Plata tuvo como protagonistas a dos yeguas sensacionales. Por un lado estaba Pescara, la zaina de la familia Pérez Roldán, y por el otro Le Midi, las dos hijas de Fitzcarraldo. Se ganaron mutuamente, aunque Pescara inclinó la balanza a su favor con alguna victoria más, con ambas secundando a la norteña Sally Girl (Fain) a la hora del Selección bonaerense (G1). 

Pescara fue madre en Vacación y dio bárbaro, y Le Midi tuvo su carrera en la reproducción en Orilla del Monte, también mostrándose generosa. Una de las mejores crías de Le Midi fue Love Dancing (Salt Lake), que fue vendida invicta para Godolphin después de ganar el Clásico Manuel J. Güiraldes (G3) en Palermo. Esta última volvió a ser noticia este sábado a nivel mundial, con su nieta Serengeti Empress (Alternation) ganando el Ballerina Stakes (G1-1400 m, arena, US$ 300.000 de bolsa), en Saratoga.

La yegua que en 2019 fue figura quedándose con el Kentucky Oaks (G1) fue pura garra para doblegar por 1 cuerpo a Bellafina (Quality Road), la favorita, gran gestión mediante del jockey Luis Sáez; a 1 1/2 largo más, Victim of Love (Speightstown).

Largó quedada Serengeti Empress, a la que le tomó unos 200 metros alcanzar la punta para pelear allí con Letruska (Super Saver) y venir bajo parciales fuertísimos de 21s75/100 y 43s74/100 para los 400 y los 800 metros iniciales.

Podía pensarse que la recta se le haría eterna a la pupila de Thomas Amoss, pero, lejos de suceder, su paso se fortaleció. Primero se sacó de encima a Letruska y luego contuvo con cierta facilidad la atropellada de Bellafina, redondeando una marca de 1m21s63/100, previo paso por las doce cuadras al cabo de 1m8s32/100.

Para Serengeti Empress fue el segundo éxito de máxima escala de su campaña, esa al cabo de la que también conquistó el Pocahontas Stakes (G2), el Rachel Alexandra Stakes (G2), el Azeri Stakes (G2) y el Ellis Park Debutante Stakes (L).

Después de dos bajas performances Serengeti Empress levantó su nivel y vuelve a pensar en el Breeders’ Cup Distaff (G1) como objetivo -fue tercera en 2019-, aunque ahora clasificó al Filly & Mare Sprint (G1) por la vía del Challenge Series Win and You’re In, ya que el Ballerina forma parte del programa. Habrá que ver entonces qué opción toman sus propietarios, con la ventaja de saber que cualquiera de las dos puede terminar bien.