Nieta de la yegua argentina Love Dancing y ganadora del Kentucky Oaks (G1), se despidió escoltando a la notable Gamine en el Breeders’ Cup Filly & Mare Sprint (G1)

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- La estupenda campaña de Serengeti Empress llegó a su fin. Sus propietarios decidieron retirarla y ahora ya tiene una cita con el padrillo líder Into Mischief para 2021 en el Spendthrift Farm.

La hija de Alternation se despidió con una valiente labor en el Breeders’ Cup Filly & Mare Sprint (G1) del sábado último en Keeneland donde, tras marcar el camino con parciales prohibitivos, escoltó a la crack Gamine (Into Mischief), en tiempo récord para los 1400 metros.

Especialmente seguida desde la Argentina por ser nieta de Love Dancing, la Salt Lake que con la chaquetilla de La Pomme se lució en el plano clásico en Palermo, Serengeti Empress tuvo su obra cumbre a los 3 años, cuando se impuso en el histórico Kentucky Oaks (G1) de Churchill Downs, de punta a punta y con José Ortíz en sus riendas (ver video).

Al cuidado de Thomas Amoss, la zaina había sido una de las buenas dos años en 2018, venciendo en su debut en Indiana Grand, ganando el Ellis Park Debutante Stakes (L) y el Pocahontas Stakes (G2) y cerrando esa campaña rindiendo poco en el Breeders’ Cup Juvenile Fillies (G1), donde terminó séptima. Abrió su 2019 quedándose con el Rachel Alexandra Stakes (G2) para luego sangrar en el Fair Ground Oaks (G2). Pese a ese tropiezo físico, se recuperó rápidamente para sumar el mencionado Oaks, actuación a la que le siguieron sendos segundos en el Acorn Stakes (G1) y en el Test Stakes (G1), coronando el año con un tercero de la argentina Blue Prize (Pure Prize) en el Breeders’ Cup Distaff (G1).

En 2020 se impuso en el Azeri Stakes (G2) y en el Ballerina Stakes (G1) de Saratoga, despidiéndose el sábado en Keeneland. En total, ganó en 7 ocasiones sobre 19 salidas y alcanzó una recaudación en premios de 2.175.653 dólares.

Tom Amoss y toda su gente despidió a Serengeti Empress de la caballeriza entre mentitas y mimos. La estrella tendrá un merecido descanso.