El caballo y la yegua estuvieron entre los ganadores más destacados de las comunes del lunes en Palermo, junto a Decímelo Al Oído

La de este lunes en Palermo fue de esas reuniones que no dieron respiro. Que obligó a estar atento a casi cada turno por la calidad que exhibió a lo largo de la tarde, con la base del Clásico Carlos Tomkinson (G2), la «colaboración inestimable» de las 6 pruebas para dos años, pero con el extra de otras condicionales de proyección.

De salida nomás arrancó la historia, pues los 1200 metros del Premio Es Sicario, para ejemplares de 4 años con 2 triunfos, devolvieron a la herradura de los vencedores al mentado Seteado Joy (foto), el ganador que tuvo en 2020 el Gran Premio Estrellas Juvenile (G1). Precisamente desde esa tarde no ganaba el buen caballo del Stud Triunvirato, acumulando 9 derrotas consecutivas, aunque, justo es decirlo, a lo largo de ese derrotero fue segundo en el Gran Premio Polla de Potrillos (G1) y en el Clásico Ultrasonido.

El hijo de Fortify y Stormy Sexology (Bernstein), que fue gran favorito, no tuvo mayores problemas para ganarle por 1 1/2 cuerpo al pampeano South Aptitude (South Kissing) en la buena marca de 1m9s37/100, como para ir empezando a reconstruirse. Cría de La Biznaga, fue conducido por Fabricio Barroso y cuenta con la preparación de Roberto Bullrich.

Por su parte, sobre 1000 metros en la arena y para yeguas con 2 ó 3 festejos ya en la valija se resolvió el Premio Frío Island, con Wounded Lip bajando a las comunes para volver a festejar. Previa segunda en el Handicap Wally se deshizo fácilmente de Agitando Pañuelos (Portal del Alto), a la que superó por 4 cuerpos en 56s60/100 y con el respaldo de la muy ganadora dupla conformada por Adrián Giannetti y José Lofiego. Por Hurricane Cat y Lipgloss (Roman Ruler) lleva el sello del Haras Vacación.

Y ya a la tardecita, otra vez en la recta, Decimelo Al Oído (Decilo y Berta Talk, por Confidential Talk, Haras El Chaparral de Arocena) tardó unas pocas horas nomás en repetir y convertirse en ganadora de 3 carreras con 3 años. Completando el triplete del jockey Martín Valle, la sprinter a la que le saca filo Alfredo E. Martínez casi que sacó pasaje a los clásicos ganándole por 3/4 de cuerpo a Bruma Song (Alcindor) y tras 56s53/100.

Como saldo, quizás la recaudación no haya sido la esperada para tanta calidad en la pista, pues sobre 16 competencias se jugaron 47.321.579 pesos, con varios millones de pesos en incrementos y garantizados. El calor, imposible, pudo haber jugado en contra, más allá de que el número final no fue malo.