Uno de los mejores 2 y 3 años de 2021, regresará el lunes a la acción en el Clásico Haras Argentinos (L) de PAlermo para enfrentar su segunda campaña

Por Diego H. Mitagstein

El turf argentino es exportador. Las grandes figuras suelen tener vuelo corto en el país, sobre todo, entre los caballos jóvenes. Sin embargo, algunos de los nombres fuertes de la temporada anterior permanecieron en el país para enfrentar un primer semetre pródigo en carreras importantes, de esas capaces de forjar un campeón.

Es el caso de Shy Friend, el caballo que ilusiona a Julio y Marcos Menditeguy a convertirse en el sucesor del fantástico Equal Stripes, su padre, en el Haras Abolengo. El zaino fue, sin dudas, uno de los potrillos más destacados en 2021venciendo sobre el césped en el Gran Premio Gran Criterium (G1) a los 2 años y en el Clásico Eduardo Casey (G2), a los 3 y en la arena de Palermo. Además, fue segundo en las 2000 Guineas (G1) y tercero en el Gran Premio Nacional (G1) y en el Clásico Ensayo (G3), mostrando precocidad, ductilidad y, sobre todo, mucha clase.

Inactivo desde el Derby, que se corrió el 13 de noviembre último, para Shy Friend se aproxima la primera actuación de su segunda campaña. Será el lunes en la misma tierra porteña sobre la que se despidió, como uno de los 5 participantes del Clásico Haras Argentinos (L), que sobre 2000 metros será la previa del Campeonato Palermo de Oro.

Nicolás Martín Ferro tiene a su cargo al potrillo, candidato para la previa de ese turno, y cuenta qué fue de su vida desde su despedida: “Después del Nacional dudamos si correr el Pellegrini o esperar el nuevo año, y nos terminamos decidiendo por esta última opción. La idea era llegar con un caballo fresco, sano, y la verdad que está divino. Siempre pasa que el Nacional te lo sienten, son 2500 metros muy duros. Estuvo pileteando, trotando algunas semanas, de vacaciones. Casi vamos directo al Otoño (G2), pero lo vimos tan bien que preferimos esta opción para después encarar los 3 G1 que Palermo tiene en el primer semestre: los grandes premios deHonor, Republica Argentina y Estrellas Classic. Es de nacimiento tardío, de octubre, y sí lo noto más maduro”.

Pasando unos días en la costa, el cuidador reconoce que “Está bueno que estos caballos se queden. El República o el Classic son carreras que te sacan campeón 3 años, aunque acá no pasa porque se mide el año calendario. Pero el Palermo de Oro y las Estrellas son tremendos”.

Hubo ofertas y consultas por Shy Friend, infaltables, y justo es decir que si no se vendió fue en gran parte por la decisión de los Menditeguy. “Lo quieren desarrollar como padrillo porque es un caballo que lo tiene todo: físico, pedigree y campaña, que esperamos mejorar, claro. Julio y Marcos”, remarca Nicolás.

En su stud el entrenador tiene otro de los buenos 3 años de 2021: Emprestado (Catcher In the Rye). “Ibamos a correr el Botafogo que se anuló, pero a la semana tuvo un problema y lo tuvimos que alivianar. Es otro caballo que tiene mucho por dar, potencial. Como idea primaria está el República Argentina, pero veremos si llega. Sino haremos una previa y después el Classic, pero él nos dirá cómo seguir”.

Nicolás Martín Ferro se ilusiona con la segunda campaña de Shy Friend, con el desafío de transformar un buen potrillo en un excelente caballo, esa situación que muchas veces los profesionales no pueden atravesar por los vaivenes económicos del turf argentino. Siempre es un desafío buscar llevar a lo máximo a un ejemplar con condiciones. Como el caso de Shy Friend.