Con Comidillo Key la cabaña ganó el tradicional clásico por séptima vez en las últimas 15 ediciones

Ganar el Clásico Guillermo Kemmis es casi que la especialidad de la casa para Alfredo Camogli y su Haras El Alfalfar. Comidillo Key le dio este sábado un nuevo festejo en la carrera que abre el proceso selectivo para los 2 años en el Hipódromo Argentino de Palermo, tal como antes había sucedido con Amarrete Bay (Corwyn Bay) en 2005, con Compasivo Cat (Easing Along) en 2007, con Llorón Cat (Easing Along) en 2008, con Villero Cat (Easing Along) en 2010, con Todo Tango Key (Key Deputy) en 2013 y con Americano Key (Key Deputy) en 2014.

Los números hablan por sí solos sobre esta afinidad tan llamativa y buscada entre la chaquetilla turquesa y negra y el Kemmis, y son la más clara demostración acerca de las bondades genéticas y de crianza de la cabaña de Rojas en materia de precocidad y calidad. 

Se desvive por este tipo de triunfos Camogli; son su placer más grande. Trabaja para conseguirlos. Comidillo Key es el “modelo” más moderno de que el hombre tiene “la llave” para lograrlo. El alazán perdió debutando, pero después no hizo más que mejorar, primero saliendo de perdedor con comodidad y ahora siendo terminante para picar en punta del largo proceso selectivo local.

Con José da Silva en sus riendas, Comidillo Key siempre vino luchando por la punta con Candidato (Sidney’s Candy) y Unity (Grand Reward), pero ya desde los 500 metros en adelante se mostró superior. Sacó ventajas y terminó cruzando el disco con 3 cuerpos de ventaja sobre Virreinado (E Dubai), con el propio Candidato en tercero al anca, corriendo fenómeno. Atendido por Walter Suárez y María Fernanda Alvarez, Comidillo Key empleó un tiempo excelente de 55s79/100 para la arena normal, pero bastante brava ante la falta de lluvias.

El héroe del Kemmis es una nueva cría importante para la ganadora clásica Comadre Cat (Easing Along), que antes había producido a Compadrón Key (Key Deputy) y a Charlatana Key (Key Deputy), ambos titulares jerárquicos.

Su familia materna es una de las de base de El Alfalfar, a partir de Heresy (Hekaton) y por una línea en la que llegan nombres como los de Furious Key (Key Deputy), Makaha (Compatible), Quebramar (Compatible), Comuna (Popular), West Key (Key Deputy), East Key (Key Deputy), Qué Expresión (Lode), Quick Call (Easing Along) o Crisostomo Key (Key Deputy), uno de los buenos sprinters de la actualidad.

Comidillo Key es el primer nombre fuerte para la generación nacida en 2016. Se vendrán muchos más potrillos buenos y desafíos que crecerán en complicación, como el Clásico Santiago Luro (G2) del mes próximo, sobre 1200 metros. Allí el alazán que en el sábado de Palermo pico en punta deberá volver a responder con firmeza, como para que Alfredo Camogli vuelva a sonreir con orgullo.