El velocista estadounidense, preparado por el irlandés Jerry O’Dwyer ya está en Meydan

DUBAI, Emiratos Arabes Unidos (De un parte de prensa).- Se vivieron escenas inolvidables en la Dubai World Cup de 2023 cuando Sibelius pasó por la parte interna de la pista y así poder derrotar al notable Switzerland (Speightstown) en una emocionante edición del Dubai Golden Shaheen (G1), sobre 1200 metros y en la arena.

Fue la mayor victoria para el entrenador Jerry O’Dwyer hasta la fecha y que lo ayudó a lanzarlo a la escena mundial. El irlandés afincado en Estados Unidos planea ahora repetir la historia, con Sibelius preparado y listo para defender su título el 30 de marzo próximo. Antes, sin embargo, es inteligente en recordar…

“Pensé que tenía una buena oportunidad”, dice sobre la versió del año último del Golden Shaheen. “Todo el mundo con el que hablé pensaba que mi caballo pertenecía a ese grupo y que estaba dando un paso adelante en cuanto a la competencia en el momento adecuado. Me dio mucha confianza cuando ganó el Pelican Stakes (L), ya que me dijeron que si te gusta esa pista de Tampa, te gustará Dubai”.

La victoria no fue para pusilánimes; sólo un hocico separó a Sibelius y Ryan Moore del ganador de 2022, Switzerland, que llegó en sus riendas a Tadhg O’Shea, irónicamente un buen amigo de O’Dwyer.

“Mentiría si dijera que pensaba que iba a ganar. Era un grupo sólido de rivales y también la primera vez que lo veía tan lejos en una carrera. Que se recuperara así por dentro fue un testamento para el caballo y el jinete. Quiere ganar y sabe cómo hacerlo”, cuenta.

Después de Dubai, las victorias fueron un poco más difíciles de conseguir y Sibelius sufrió tres derrotas consecutivas.  

“Dimos un paso atrás con él tras un par de derrotas y luego fue quinto en el Phoenix Stakes (G2) de Keeneland, lo que me demostró que seguía ahí, en cuanto a números. Reajustamos nuestro plan para que volver a Dubai fuera el objetivo principal”.

Sibelius voló a Dubai el 19 de marzo último y, como en 2023, llega fresco tras su nuevo éxito en el Pelican Stakes (L) de Tampa Bay Downs, en el que venció a su rival del Golden Shaheen, Nakatomi (Firing Line).

“Visualmente, su triunfo fue mejor que el de 2023y venció a un grupo mejor de caballos”, dice O’Dwyer sobre esa victoria. “Estamos preparados. Ha tenido su último ejercicio este jueves y está en forma, está bien.

“Tengo más confianza que el año último. Es un poco menos de presión, ya que sabemos cómo funciona todo y que él lo maneja todo”.

O’Dwyer, a quien acompañará en el viaje su esposa Alison, ha reservado otra vez a Ryan Moore para la carrera, pero el trabajo previo diario en Meydan correrá por cuenta de de Allyson Hartfield, que acompañó a Shirl’s Speight (Speighstown) en 2023.

“Lo montó varias veces y se lleva bien con él, pero no hay mucha gente que no se lleve bien con él”, añade O’Dwyer sobre el caballo que se convirtió en el centro de atención de los medios de comunicación en los prolegómenos de la carrera del año pasado.

“No esperaba la atención que recibimos. Entre los estadounidenses había otros con más posibilidades de ganar en el papel. Pero le encanta llamar la atención y es el sueño de cualquier fotógrafo. Los propietarios -Jun Park y Delia Nash- también se lo merecían: lo han apoyado en las buenas y en las malas y han rechazado múltiples ofertas por él”.

Para O’Dwyer, Sibelius es el caballo de su vida. “Tiene 6 años, así que espero que nos dé un par más de campaña”, añadió. “Es un caballo que nunca olvidaré”.