La tordilla se impuso por estrecho margen sobre la potranca en el Clásico General Francisco B. Bosch (G3), donde falló Che Maga

Momento de fortaleza extrema el de Simpática Peluquera, que después de reprisar ganando sobre el césped de San Isidro el Clásico Potri Pe, dio un salto enorme de calidad batiendo a las mejores velocistas del país en el Clásico General Francisco B. Bosch (G3-1000 m, arena), prueba central de la estupenda jornada que se vivió este sábado en el Hipódromo Argentino de Palermo.

Un camión de 534 kilos, la tordilla fue protagonista central de un final estupendo, en el que las 5 primeras clasificadas llegaron separadas por poco poco más de 1 cuerpo, lote en el que no estuvo la gran favorita Che Maga (Violence), sexta esta vez.

Cierto que es que la partida con choques varios tuvo mucha influencia en el resultado, pues la potranca Ansia Clara (Angiolo) fue de las más perjudicadas por esos roces, quedando de las últimas y obligándola a cruzar toda la cancha para atropellar tarde y pegada a la verja.

Fue la marplatense Rosas del Rosedal (Forge) la que salió a correr de firme al frente, donde se mantuvo hasta los 400 metros, cuando aceleró Simpática Peluquera para ir dominando, aunque sin conseguir desprenderse.

Faltaba todavía la atropellada de Ansia Clara, que descontó un montón hasta quedar segunda a la cabeza, con Manola Fil (Filoso Emperor) corriendo un carrerón y llegando tercera a 3/4 de cuerpo, pescuezo por delante de la puntera Rosas del Rosedal, que sigue ganando experiencia. A otro pescuezo, Anguila de Coral (Santillano) fue quinta.

Che Maga esta vez no tuvo fuerza ni presencia. De tanto en tanto cae en alguna intermitencia la enorme velocista del Stud Chemeco, aunque es cierto que esta fue una de sus carreras más difíciles en varios meses, tanto como que transitando sus 6 años es probable que en algún momento sienta el paso del tiempo y su extensa campaña. El mes próximo, seguro, irá por la revancha.

María F. Alvarez y Wálter Suárez mantienen en gran forma a Simpática Peluquera, criada (junto con el Haras Vacación) y propiedad de Luis Scalella, y que sumó puntos importantes.