El histórico entrenador del club inglés disfrutó la victoria del hijo de Frankel en el Neom Turf Cup, en la jornada de la Saudi Cup

Por Diego H. Mitagstein (Enviado especial de Turf Diario a Riyadh, Arabia Saudita)

RIYADH, Arabia Saudita (De un enviado especial).- Si había un caballo con hinchada grande detrás y por el que muchos hacían fuerza en la previa del Neom Turf Cup (G2), ese era Spirit Dancer. No por tener condiciones de monstruo, sino, básicamente, por ser criado y propiedad de Sir Alex Ferguson, el histórico DT del Manchester United y que encontró en las carreras un momento de esparcimiento para su etapa de jubilación.

A la hora de la verdad, el hijo de Frankel corrió la carrera de subida y se impuso con amplitud, superando rivales de enormes pergaminos como el caso del favorito Luxembourg (Camelot) y extendiendo su buen comienzo de temporada, luego de haberse llevado antes en Bahrain el Bahrain Trophy (G3).

Visiblemente conmovido por lo que acababa de vivir, y acompañado de Ged Mason y Peter Done, sus socios, Ferguson comentó: “¡Es fantástico! Después de Bahrain vinimos aquí y vimos el lote de rivales… La performance de Oisin (Orr, el jockey) y de Richard (Fahey, el entrenador) fue formidable. Richard nos había dicho que no había corrido mucho y eso lo iba a ayudar, y Oisin nos había dicho por la mañana que el caballo había mejorado mucho. Me la jugué hace algunos años montando una cabaña en Hemel Hamestead y los resultados han sido muy buenos”.

Luego, amplió: “Haber triunfado aquí pone en perspectiva aquél muy buen resultado en Bahrain. Richard nos había dado mucha confianza, pero es una de esas cosas en las que uno nunca termina de tener demasiada fe”.

Algunos imaginaron que quizás convocar a Cristiano Ronaldo (jugando aquí en el Al Nassr por estos días) podría haber sido una idea genial, y, después del resultado, quedó en el tintero esa foto juntos en el hipódromo, como tantas veces se dio en un campo de juego, cuando se unieron para llevar a lo máximo al United.

Ahora Spirit Dancer podría ser parte del mitín de la Dubai World Cup (G1) en Meydan, Emiratos Arabes Unidos. Habrá que estar preparados para otro gran momento.