El hijo del crack Sir Winsalot, que cargó sólo 52 kilos, se impuso por 5 cuerpos sobre D’Or Van y llegó a su triunfo más importante

LA PLATA.- El camino ascendente de Sir Vision encontró su punto más alto hasta el momento con su triunfo de este martes en el Especial Haras La Leyenda, disputado sobre 1400 metros y uno de los dos turnos por encima del nivel común que incluyó la jornada en el Bosque.

Previo vencedor en una prueba de categoría alternativa en San Isidro, ahora el tordillo dejó notable impresión dando el salto a las jerárquicas, logrando su segundo festejo en 4 salidas para los colores de la caballeriza La Peladilla, y cuarto por total, pues antes había conseguido otro par, en manos de Ricardo Cardón.

Con el imparable Gonzalo Borda en sus riendas, que no sintió en absoluto el paso de aprendiz a jockey, y cargando livianos 52 kilos, Sir Vision nunca vino demasiado lejos del puntero D’Or Van (Van Nistelrooy, 56), lo encimó en la parte final de la curva para pasar de largo en el derecho y desprenderse con mucha solvencia, dejando la impresión de que su rendimiento será todavía mejor en distancias más extensas.

En el disco, fueron 5 los cuerpos que el ganador estableció de diferencia sobre el puntero, que aguantó para dejar a otros 3 largos en tercera posición a Ad Libitum (True Cause, 56), con Scotch and Soda (Luhuk, 60) en cuarto, sintiendo demasiado los kilos y sus nanas. El favorito Surfing Boy (Hurricane Cat, 60) corrió poco, llegando séptimo y anteúltimo, bastante alejado. 

La carrera no contó con la presencia de Berseker (Sidney’s Candy), compañero de yunta de Scotch and Soda, y que aparecía como uno de los máximos candidatos en la previa.

Al cuidado de Mauro Castellazi, Sir Vision es la mejor cría hasta aquí para el recordado tordillo Sir Winsalot (Lasting Approval), ganador del Clásico Horacio Bustillo (G3) y del Gran Premio 25 de Mayo (G1) y que actualmente presta servicio en el Haras Costa del Río, en Córdoba.

Sir Vision fue criado de forma particular por Víctor Hugo Nordio y tiene por madre a Wild Vision (Vision and Verse), hermana materna de la G3 Willowy (Confidential Talk) y que ya había producido a dos buenos ejemplares como Wild Anto (Luck Money) y Princesa Wild (Señor Candy), ganadores de 4 y 5 carreras, respectivamente.