La velocista completó el doblete clásico de Sebi Halo y el Haras El Paraíso en el sábado de San Isidro

Impresionante la demostración de Slingerlands para ganar el Clásico Producción Nacional (L-1000 m, césped pesado), la carrera que acompañó en la magnífica tarde de sábado en el Hipódromo de San Isidro al Clásico 9 de Julio (G2).

De punta a punta, apabullando a sus adversarias, la yegua del stud marplatense El Tricky olvidó rápido su resbalón en el Handicap Fitzcarraldo para parecerse mucho más a aquella que había sometido a los machos en el Santiago Lawrie (G3), a mediados de mayo.

Conducida con plena confianza por Daniel E. Arias, la pupila de Silvio M. Pivano sacó varios cuerpos con muchísima velocidad, y aún cuando quedaba por delante la mitad del recorrido ya su victoria era evidente. Con su jockey parando, Slingerlands recorrió los tramos finales para cruzar el disco con 5 cuerpos de ventaja sobre Pora Mí (Storm Surge), mientras Adventure Time (Angiolo) quedaba tercera a medio más, en meritoria reprise. Poco, en tanto, se vio esta vez de Dona True (Yes It’s True), que consiguió terminar apenas quinta y a lejanos 12 cuerpos de la ganadora, que empleó un tiempo de 1m18/100.

Abonando generosos $ 5,10, Slingerlands completó el magnífico doblete clásico de Sebi Halo como padrillo y del Haras El Paraíso como criador y que se había iniciado un rato antes con la estupenda conquista de Seas Alabada en el mencionado 9 de Julio.

Hermana de 3 ganadores, Slingerlands tiene por madre a Miri House, una de las hijas del campeón velocista Housebuster (Mt. Livermore) que la cabaña de Victoria Pueyrredón y Pablo Duggan guardaron como madres. La combinacion genética con Sebi Halo resultó en un cóctel explosivo con Slingerlands, dueña de 8 triunfos sobre 35 salidas, pero sólo por ahora…