El hijo de Honour and Glory fue la figura del domingo en Maroñas quedándose con el Clásico José P. de Giuli y Rogelio Rodríguez

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Había pintado como un caballo especial Sócrates, cuando en el primer semestre de 2020 se mantuvo invicto en sus tres primersa salidas, al cabo de una seguidilla que incluyó victorias en el Clásico Irineo Leguisamo y en el Campeones Juvenile.

Sin embargo, una lesión lo quitó de las pistas por 9 meses y a su vuelta no mostraba aquella intensidad de sus comienzos. Dio alguna señal de recuperación con su tercero en el Campeones Sprint y otra más entonada cuando escoltó a Draco (Ecclesiastic) en el Clásico Romántico (L).

Pues bien, el “viejo” Sócrates va volviendo y lo dejó en claro este domingo en la arena de Maroñas, quedándose con el Clásico José P. de Giuli y Rogelio Rodríguez (1000 m, pista húmeda), batiendo por el pescuezo a Mango Jangle (Cape Town) y con Draco ahora postergado a la tercera colocación 1 1/4 cuerpo más atrás.

Atendido por Jorge A. Píriz para el Stud Uruimporta y con Federico Píriz en sus riendas, el hjo de Honour and Glory demoró buenos 57s28/100 en recorrer la distancia y ahora empieza a postularse como un nombre a tener bien en cuenta hacia el ya cada vez más cercano Gran Premio Maroñas (G2).

Otro que se lució en el viejo circo del Barrio Ituzaingó fue Blanc de Noirs (Agnes Gold), que, antes de seguramente animar el Latino como extraclasificado, se quedó con el Handicap Especial Antonio Araújo, sobre 2200 metros de arena.