En la pista de sus triunfos en el Dardo Rocha (G1) y en el Vignart (G2), el hijo de Orpen buscará ratificar su liderazgo entre los fondistas

LA PLATA.- Como imperdible pinta el Clásico Comparación (L-2200 m, arena), la carrera más importante del martes feriado en el Bosque. Principalmente por la nueva presentación de Sólo Un Momento, el mejor fondista de la actualidad en el ámbito local y que busca ratificar su liderazgo.

Ganador del Gran Premio Dardo Rocha (G1) de la temporada última, el hijo de Orpen tropezó en el Pellegriin Pellegrini para luego regresar al sur y quedarse cómodamente con el Clásico Uberto F. Vignart (G2), donde su único rival fue Asiatic Till (Asiatic Boy).

Caballo que se adapta a cualquier tipo de desarrollo, Sólo Un Momento enfrenta a un grupo de rivales que viene creciendo y a los que les lleva una ventaja enorme en materia de roce.

Entre ellos aparece Givaudan (Pure Prize), titular de 3 éxitos en 4 salidas y cuya única derrota ocurrió en el Clásico Ensayo (G3) de 2018, cuando se lesionó. Le costó 14 meses recuperarse, pero desde que volvió sumó dos muy buenas victorias sobre 2000 metros aquí y que impulsaron su regreso a las pruebas más importantes.

Reciente tercero en el Handicap Churrinche, Keen (Storm Surge) supo ser segundo a 2 cuerpos de Reik (Mount Nelson) en el Clásico Calidoscopio (L), una “tabulada” que aquí vale mucho y que obliga a tenerlo en cuenta.

Talion (Stay Thirsty) es otro que está en buena forma y tiene la capacidad para destacarse. Bastará con que se muestre como la tarde en que ganó en Palermo el Clásico Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (L), superando a Enzo de Oro (Lingote de Oro), El Margot (El Garufa) y Smart Holiday (Harlan’s Holiday).

Por último, desembarca en el sur Safe Men (Manipulator), con dos interesantes triunfos consecutivos como carta de presentación.