Las dos primeras serán revisadas para determinar si siguen en entrenamiento; la alazana quedará a cargo de Ignacio Correas (h.)

Tres de las más destacadas yeguas argentinas de los últimos meses ya están en los Estados Unidos cumpliendo sus respectivas cuarentenas, a la espera de ser liberadas. La velocista Sommerwind (Sebi Halo), Joy Nidera (Fortify) e Irisa (Pure Prize) (foto) esperan para llegar a sus destinos finales, aunque para las dos primeras todavía no está claro cómo seguirá la historia.

Irisa, ganadora del Clásico Arturo R. y Arturo Bullrich (G2) esta temporada, continuará con su campaña bajo el entrenamiento de Ignacio Correas, aunque, seguramente, tendrá unos días de aclimatación en la previa. Adquirida por propietarios del norte, la alazana se despidió de nuestras pistas con un séptimo lugar en el Gran Premio Criadores (G1), el 1 del corriente en la arena de Palermo.

Joy Nidera, inactiva desde que llegó décima en la Copa de Plata (G1) de diciembre, será embarcada hacia el Darby Dan Farm, y allí sometida a un exhaustivo examen clínico para definir si su trayectoria en las pistas sigue o si es retirada definitivamente. Segunda en los grandes premios Selección (G1) y Enrique Acebal (G1), también sería recibida por Correas (h.), si los veterinarios le dan el alta.

Sommerwind, en tanto, dueña de los clásicos Producción Nacional (L), Ocurrencia (G3) y Condesa (G3), cumplió su última labor en el Gran Premio Suipacha (G1), en octubre y ante los machos, escoltando desde 1 cuerpo a Café Fuerte (Manipulator).

La ex pupila de Daniel Cima en el Independencia de Rosario, como Joy Nidera, fue comprada por criadores japoneses y también será revisada en los Estados Unidos para determinar su futuro. Existe la posibilidad de que siga corriendo y, en caso de decidirse ya destinarla a la reproducción, podría tener una cita con el fenomenal padrillo Tapit en el Gainesway Farm.