Sobre 1700 metros y en el césped se correrán este domingo las importantes carreras para los 3 años, con sólidos candidatos

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- Será un domingo de expectativas enormes el que se vivirá en el Club Hípico de Santiago, donde los 3 años tendrán sus primeros cruces de máxima escala con la Polla de Potrancas (G1) y la Polla de Potrillos -Roberto Allende U. (G1), ambos a correrse sobre 1700 metros y en el césped.

Tiempo de darlo todo, de consagrarse, de empezar a crecer y quedar en posición de apuntar luego a los desafíos en mayores distancias que se vendrán con el correr de los meses. Ahora es cuando los mejores se comienza a diferenciar de los terrenales. La hora de la verdad.

Entre las potrancas, la ocasión resulta ideal como para que Sos Genia ratifique su lugar al tope de la camada tras quedarse a fines de junio con el Clásico Arturo Lyon Peña (G1), cuando batió por 4 1/2 cuerpos a Mia Fortune (Katmai), con Netinna (Ivan Denisovich) en tercera posición a ventaja perceptible.

La reservada del Haras Don Alberto que prepara Julio Orellana y será conducida por Joaquín Herrera le dará revancha a esas rivales, que aparecen claramente como sus escollos más severos. Claro que, a juzgar por la diferencia que las separó en el anterior enfrentamiento, parece difícil puedan revertir el resultado.

Entre los potrillos en tanto, también un reservado de Don Alberto es el gran candidato. Se trata del notable Fortino, bajo la atención de Patricio Baeza y sobre el que estará Jorge A. González. El hijo de Midshipman fue el indudable Campeón 2 Años de la temporada en Blanco Encalada, coronando su campaña del primer semestre quedándose con el Clásico Alberto Vial Infante (G1), cuando batió por medio cuerpo a Mi Elegido (Seeking the Dia), también al cuidado de “Pato”.

Este último volverá a estar en el camino del seguro favorito aspirando a alcanzar el desquite, pero tampoco debe descuidarse la presencia de Racatan (Lookin At Lucky), que fue tercero en el Alberto Vial Infante, pero fue el responsable de la única derrota de Fortino, la que doblegó por la cabeza cuando se midieron en los 1300 metros del Clásico Cotejo de Potrillos (G3).