La histórica cabaña de Kentucky recibirá al alazán como padrillo una vez concluída su campaña; es el primero hijo del crack argentino candy ride que residirá en el haras de B. Wayne Hughes

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Era sólo cuestión de horas. En un momento donde las principales cabañas de los Estados Unidos atraviesan una carrera para quedarse con los mejores prospectos de padrillo, nadie puede asombrarse que el histórico Spendthrift Farm se haya garantizado los derechos reproductivos del espectacular Vekoma.

Hijo del crack argentino Candy Ride, ganó el sábado último el Runhappy Metropolitan Handicap (G1), y un mes antes había hecho lo propio con el Carter Handicap (G1), triunfos que lo transformaron en uno de los mejores ejemplares adultos del momento en el norte.

“Estamos sumamente esperanzados en el futuro de Vekoma como padrillo. No siempre se da ver un caballo de élite con ambos padres titulares de G1. Es una mezcla terrible de Candy Ride y Mona de Momma (Speightstown), su madre, que ha mostrado brillantez desde los 1200 y hasta los 1800 metros, de los 2 a los 4 años. Difícil es encontrar un hijo de Candy Ride con mejor genética”, contó Ned Toffey, manager de Spendhrift.

Ganador en su debut, sumó a los 2 años el Nashua Stakes (G3), para a los 3 vencer en el Toyota Blue Grass Stakes (G2) de Keeneland, totalizando a la fecha 1.245.525 dólares.

El alazán, que ahora correría el Forego (G1) en Saratoga, tiene clasificación asegurada para el Breeders’ Cup Sprint (G1) y el Breeders’ Cup Dirt Mile (G1), y aparece como uno de los máximos candidatos del momento en la carrera por el título de Caballo del Año en los Estados Unidos.