El potrillo de Coolmore respondió a su favoritismo, mientras que la potranca dio el golpe venciendo a Mother Earth, en ParisLongchamp

PARÍS, Francia (Especial para Turf Diario).- Resultados en los “extremos” dejaron este domingo en ParisLongchamp los primeros Classics de la temporada hípica gala. Mientras que el campeón St Mark’s Basilica respondió a su favoritismo en la Emirates Poule d’Essa des Poulains (G1-1600 m), Coeursamba sorprendió a todos impidiendo el doblete de Coolmore y Aidan O’Brien al superar a Mother Earth (Galileo) en la Emirates Poule d’Essai des Pouliches (G1-1600 m), ambas pruebas resueltas sobre el césped muy blando.

Ganador a los 2 años en Newmarket del Dewhurst Stakes (G1), el hijo de Siyouni se había perdido las QIPCO 2000 Guineas (G1), pero ahora tuvo un retorno rutilante a las pistas, consiguiendo una victoria bastante sencilla luego de un desarrollo que lo vio moverse con libertad casi durante todo el tiempo. Cuando Ioritz Mendizabal decidió que era momento de acelerar, el favorito respondió de la mejor forma, despegando con fuerza por el centro de la cancha, dominando y poniéndose a cubierto de la carga de Colosseo (Street Boss), su escolta desde 1 3/4 cuerpo. A medio pescuezo, Breizh Eagle (Bow Creek) quedaba tercero mientras Poetic Flare (Dawn Approach), titular de las mencionadas 1000 Guineas, era sólo sexto, afectado por las condiciones del terreno.

En la clásica Cabaret (Galileo), y hermano materno del estupendo Magna Grecia (Invincible Spirit), St Mark Basilica’s fue adquirido en la fortuna de 1.300.000 guineas durante las ventas de octubre de 2019 en Tattersalls y, por supuesto, está a cargo de Aidan O’Brien.

“No largó tan rápido como esperaba, pero sí viajó muy y tuvo un importante golpe de velocidad. No tengo dudas de que puede mantener su ritmo en mayores distancias, teniendo en cuenta que ahora muy probablemente corra el Prix du Jockey Club (G1). Es un honor poder haber conseguido este triunfo con Coolmore, siempre uno sueña con conseguir este tipo de montas”, comentó el español Mendizabal, feliz.

Entre las potrancas, en tanto, la carga inesperada de Couersamba (The Wow Signal y Marechale, por Anabaa) dejó con las manos vacías a Mother Earth, vencedora reciente en las 1000 Guineas de Newmarket y que se quedó con el grito atragantado de la doble histórica. Con Cristian Demuro como piloto, la pupila de Jean-Claude Rouget no parecía tener demasiadas posibilidades en la previa, tras una campaña extensa y sin demasiado suceso, pero, a la hora de la verdad, ninguna de sus adversarias pudo detenerla. Fue de 1 1/4 cuerpo la diferencia con Mother Earth, en tanto Kennella (Kendargent) completaba la trifecta al pescuezo tras un tiempo de 1m39s28/100, más veloz que el 1m40s15/100 que le tomó a St Mark’s Basilica imponerse entre los machos.