Se encontró Atenolol en su potrillo Shang cuando terminó segundo en el Iowa Derby (G3) de Prarie Meadows

ALTOONA, Iowa (Especial para Turf Diario).- Bob Baffert no fue el único de los preparadores importantes en los Estados Unidos que este martes estuvo en las portadas de los medios por temas relacionados a tratamientos prohibidos. También se confirmó que el destacado Steven Asmussen fue multado con 1000 dólares tras confirmarse que su caballo Shang (Shanghai Bobby) dio positivo por Atenolol luego de haber sido segundo en el Iowa Derby (G3) de 2019.

El ejemplar en cuestión, que en la pista había sido tercero pero luego ascendido al lugar de escolta por el comisariato al recibir molestias, fue, obviamente, descalificado del marcador.

El Atenolol -varias veces descubierto también en la Argentina- disminuye los latidos del corazón y además baja la presión sanguínea, usado en humanos con problemas cardíacos. El medicamento está listado como de Clase 3 en el reglamento de la Association of Racing Commissioners International (ARCI).

“Es un nivel no aceptable de Atenolol en ninguna prueba”, comentaron los comisarios, que además explicaron que “Asmussen no discutió el positivo pero sí ofreció evidencia de una potencial causa”. “Hay factores que nos animaron a no aplicar ninguna pena en particular al entrenador, como que la cantidad de droga encontrada fue extremadamente baja, lo que puede ser una evidencia que la aparición del Atenolol pudo ser por una causa relacionada con el ambiente en que estuvo”.

Después del Iowa Derby, Shang sólo volvió a correr 3 veces, pausa de 6 meses mediante, llegando quinto y dos veces segundos en sendos allowances disputados en Fair Grounds, esta temporada.